El apoyo a la independencia de Escocia cae a días del referéndum

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

12 de septiembre de 2014
Un nuevo sondeo publicado este viernes por YouGov reveló que nuevamente el "no" se impone en la intención de voto de los escoceses, que el día 18 de septiembre decidirán si se independizan o continúan en el Reino Unido. La nueva encuesta señala que los unionistas superan por cuatro puntos porcentuales a los separatistas, es decir, un 52% de los votantes dijo "no" ante el 48% que quiere una Escocia independiente (se excluyó a los indecisos).

En un comentario sobre el sondeo, Peter Kellner, presidente de YouGov declaró: "La campaña del 'no' ha tomado nuevamente la delantera del referéndum en Escocia". "Esta es la primera vez que (la opción) del 'no' gana terreno desde agosto", aseveró. De acuerdo a El Mundo, este retroceso en el avance independentista se debe al miedo por el supuesto impacto negativo que la independencia provocaría en la economía. "Aunque [el] 'no' ha vuelto al frente, la campaña por el 'sí' ha mantenido la mayor parte de su avance desde comienzos de agosto", dijo Kellner. YouGov entrevistó a 1268 personas entre el martes y el jueves.

Los resultados reflejan los efectos de la campaña unionista; sin embargo, el mayor golpe a los separatistas fue realizado por los bancos, cinco al momento, que han anunciado que, en caso de una victoria del sí, se trasladarían de Edimburgo a Londres. Aún así, estos indicios del respaldo al Reino Unido, son solo una muestra, pues los recientes sondeos muestran que el referendo será aún más reñido. Este mismo día, Alex Salmond, ministro principal de Escocia, acusó a los políticos de Westminster de intimidar a los votantes escoceses.

Mientras usted [David Cameron] estaba proclamando su amor al pueblo de Escocia, sus asesores estaban intentando desesperadamente convencer a las grandes compañías para que se pronuncien contra la independencia.

— Salmond

En caso de que ganara el sí, Escocia y Reino Unido comenzarían a dividir la economía, el crudo del Mar del Norte y la deuda nacional. Además, David Cameron, primer ministro británico, recibiría llamado a dimitir. También, el nuevo país soberano tendría que decidir la moneda a usar, pues ya se ha anunciado que la libre no se podría usar en una "unión cambiaria", mientras que el Reino decidiría como proceder con los submarinos nucleares del río Clyde.

Noticias relacionadas

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuente

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame