El congreso hondureño elige nuevo presidente interino en medio de la condena internacional al golpe de estado

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Honduras.

30 de junio de 2009

Tegucigalpa, Honduras — El Congreso hondureño nombró el pasado domingo nuevo Presidente interino del país, en sustitución del depuesto Manuel Zelaya, y hasta las próximas elecciones generales, a Roberto Micheletti, compañero de Zelaya en el Partido Liberal. Micheletti, se ha apresurado a comentar que no se ha producido un golpe de estado, sino una destitución y ha calificado de "benevolente" al ejército al expatriar al anterior presidente en vez de llevarle a la cárcel para dar cuenta de sus delitos.

La primera medida del nuevo presidente ha sido decretar el toque de queda ante el llamamiento de los seguidores del depuesto presidente a la huelga general y ante la reunión de cientos de manifestantes ante la Casa Presidencial. La policía ha cargado contra ellos este lunes produciéndose un muerto y varias decenas de heridos y detenidos. Tras los incidentes, el dispositivo de vigilancia del ejército en la Casa Presidencial y alrededores ha aumentado considerablemente.

Además del toque de queda, se ha producido un "apagón" informativo en el interior del país. Canales de televisión y radio internacionales y progubernamentales han sido cerrados y los que quedan operativos emiten música y hacen escasa referencia a la tormenta internacional que se ha desatado.

En este sentido, las condenas por el golpe de estado se suceden en todo el mundo y a todos los niveles. Ningún gobierno extranjero ha reconocido al nuevo presidente hondureño. Incluso el presidente estadounidense, Barack Obama, y su secretaria de estado, Hillary Clinton, han condenado el golpe de estado, lo han calificado de"terrible precedente" y de "retorno a los tiempos oscuros" y han reclamado la vuelta al orden constitucional. «Si Estados Unidos no está detrás de este golpe, estos golpistas no podrán mantenerse ni 48 horas en el poder», afirmó Zelaya.

En el mismo sentido se han manifestado el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon y numerosos líderes europeos y sudamericanos.

Sin duda, la reacción más beligerante ha sido la los de los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), reunidos de urgencia en Nicaragua, que han llamado abiertamente al pueblo hondureño a la rebelión. Incluso, en palabras del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se ha insinuado una intervención militar.

«Estamos en batalla, ya anunciaremos medidas», comentó Chávez.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticias relacionadas

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame