Muere Abu Musab al Zarqaui en bombardeo aéreo

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

8 de junio de 2006

El líder de la organización Al Qaida en Iraq, Abu Musab al Zarqaui, murió en un bombardeo aéreo al norte de Baquba (65 km al norte de Bagdad), según el primer ministro de Iraq Nuri al Maliki.

"Hoy [ sic ] hemos acabado con el líder de al-Qaeda en Iraq, Abu Musab al-Zarqawi", afirmó este jueves (8) el primer ministro, quien sugirió que el hombre por el que Estados Unidos ofrecía una recompensa de US$25 millones por su captura o muerte, fue localizado mediante labores de inteligencia.

"Lo que ha sucedido hoy es el resultado de una cooperación que hemos estado solicitando de nuestras misas y de los ciudadanos de nuestro país", afirmó.

El jefe de las fuerzas de la coalición en Iraq, general George Casey, dijo que el jordano fue muerto en un edificio 8 km al norte de la ciudad de Baquba, en la provincia de Diyala.

El cuerpo de Al Zarqaui fue identificado por el análisis de las huellas digitales y de las cicatrices. Al Zarqaui, cuyo verdadero nombre era Ahmed Fadel al Jalaylah, al parecer estaba por cumplir 40 años cuando murió.

Autoproclamado testaferro de las actividades de Osama Bin Laden in Iraq, Al Zarqaui al parecer estuvo involucrado en decapitaciones de extranjeros, centenares de ataques suicidas y de la insurgencia en general contra las fuerzas de coalición después de la invasión de Iraq de 2003.

Algunas versiones de prensa señalan que la más reciente campaña de Al Zarqaui consistía en crear problemas entre grupos chiíes y sunitas con matanzas étnicas.

Para el gobierno de Iraq, la muerte del buscado asesino es vista como una gran victoria contra un movimiento que se dedica a socavar el nuevo estado apoyado por EUA, pues era un cabecilla muy conocido.

"Zarqaui no tenía un número dos. No puedo pensar de nadie que pudiera suceder a Zarqaui... en términos de efectividad, no había líder alguno en Iraq que se le comparara en inmisericordia y determinación", dijo Rohan Gumaratna, del Instituto de Defensa y Estudios Estratégicos de Singapur.

Michael Berg, un estadounidense cuyo hijo fue presuntamente asesinado por Al Zarqaui, declaró: "Pienso que la noticia de la pérdida de cualquier ser humano es una tragedia. Pienso que la muerte de Al Zarqaui es una doble tragedia. Su muerte incitará una nueva ola de venganza. George Bush y Al Zaraqui son dos hombres que creen en la venganza".

"Zarqawi ha encontrado su final y ese hombre violento no volverá a matar nunca más. La ideología del terrorismo ha perdido uno de sus líderes más visibles y agresivos, pero podemos esperar que los terroristas sigan su trabajo sin él", declaró la mañana del jueves el presidente de Estados Unidos, desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

Una célula terrorista de Al-Qaida en Iraq confiró más tarde la muerte de Al Zarqaui y dijo en un comunicado, firmado por Abu Abdel Rahman al Iraqí, que lucharían contra los Estados Unidos y el gobierno interino iraquí a pesar de su deceso. Además, le pidieron a Alá que "conceda su misericordia al jeque combatiente Abu Mussab al Zarqaui y a los que le han precedio en los frentes de la yihad". La autenticidad de la comunicación no pudo ser verificada inmediatamente, pero se encuentra publicada en el sitio web de al Hesbah, considerado el "oficial" de dicha célula. Algunos analistas creen que una unidad antiterrorista estadounidense, conocida como Task Force 145, estuvo involucrada en el ataque.


Noticias relacionadas

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame