Delegación norcoreana visita Panamá para resolver crisis de barco retenido

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

19 de noviembre de 2013

Una delegación oficial de Corea del Norte ha llegado el día de hoy a Panamá con el fin de recuperar el barco Chong Chon Gang, 32 de los 35 miembros de la tripulación y los 250 mil sacos de azúcar confiscados por las autoridades panameñas, en un incidente en el que se encontró material bélico no declarado proveniente de Cuba.

Según el abogado que representa al estado norcoreano, Julio Berríos, la delegación de siete personas salió de La Habana, compuesta por dos diplomáticos, un capitán de barco y su asistente, un mecánico, el propietario de la embarcación y un funcionario del gobierno.

El Chong Chon Gang fue interceptado el pasado 10 de julio por las autoridades panameñas en la entrada del canal, en un incidente donde se creía inicialmente transportaban drogas. Tras la requisa, las autoridades encontraron 240 toneladas de material bélico no declarado consistente de varios artefactos fabricados en la Unión Soviética a mediados del siglo pasado: dos complejos coheteriles antiáereos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y quince motores de ese tipo de avión.

Cuba aceptó que el barco zarpó de la isla con el azúcar y la carga militar. Aseguró que el armamento iba a ser reacondicionado en Corea del Norte y devuelto a la isla como parte de un acuerdo con Pyongyang.

No obstante, una cantidad no precisada de municiones y explosivos también fue encontrada entre los pertrechos militares, de lo cual Cuba no había informado. También las pesquisas panameñas arrojaron que el material bélico estaba en buen estado y no obsoleto.

Panamá pidió ayuda a la ONU para la revisión del material bélico y en agosto un equipo de expertos del Consejo de Seguridad llegó para inspeccionar las armas e informaron preliminarmente que Corea del Norte violó las resoluciones que impiden a ese país en importar o exportar material bélico.

El abogado Berríos declaró que es probable que el barco sea liberado y que zarpe el domingo o lunes con 32 de los 35 tripulantes, de los cuales la fiscalía panameña no ha imputado cargos y se presume que no sabían del contenido oculto. No obstante, el capitán, su asistente y el encargado de comunicaciones del barco se mantendrán en Panamá bajo los cargos de atentar contra la seguridad colectiva y podrían encarar una pena de hasta 12 años de cárcel. La tripulación del barco se ha encontrado retenida todo este tiempo en la base militar de Fuerte Sherman en la costa caribe panameña, a la espera de la resolución de las investigaciones.

También Berríos reclamó que todo el azúcar que fue sacado del barco y llevado a una bodega propiedad del gobierno en la provincia de Coclé, al centro del país, debe ser regresado con suma urgencia, ya que este material sí fue declarado y que Corea del Norte necesita el azúcar para elaborar caramelos a los niños con motivo de la despedida del año del caballo. Exigió también que las pertenencias de los tripulantes y 100 mil dólares deben ser devueltos. Adicionalmente señaló que el material bélico confiscado por Panamá y que fue el detonante de la crisis, debe ser regresado a Cuba.

El Chong Chon Gang, una vez que sea liberado, deberá recorrer un viaje en el que no podrá usar el canal de Panamá ya que las autoridades canaleras impusieron una multa de un millón de dólares al barco por atentar contra la seguridad de la vía interoceánica y se le impide cruzar nuevamente.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticias relacionadas

Fuentes

Voz de América

La versión original del artículo, o partes de él, ha sido extraída de Voz de América.

Voz de América libera sus contenidos bajo dominio público.

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame