Volkswagen suspende a directivo por escándalo de experimentos en monos y humanos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Alemania
Alemania
Ubicación de Alemania
Otras noticias de Alemania
El-Wikinews-logo.svg

30 de enero de 2018

Este lunes medios alemanes publicaron que la EUGT encargó investigaciones en monos y humanos.
Ralf Roletschek/Wikimedia Commons

La empresa automotriz alemana Volkswagen anunció este martes (30 de enero) la suspensión de Thomas Steg, su jefe de relaciones públicas, luego de que asumiera la responsabilidad de los experimentos realizados en monos y humanos, expuestos a emisiones diesel en Estados Unidos para supuestamente demostrar que no tenían efectos nocivos.

En un comunicado, la compañía "aceptó la petición de cese temporal" del directivo y le separó de sus funciones "hasta que se aclare completamente lo sucedido". "El señor Steg ha declarado que asume toda la responsabilidad. Esto yo lo respeto", declaró Matthias Müller, presidente de Volkswagen.

Asimismo, indicó que se está "investigando detalladamente" el trabajo realizado por la Asociación Europea de Estudios sobre la Salud y el Medio Ambiente en el Transporte (EUGT), con financiamiento de Volkswagen, BMW y Daimler AG, para "extraer todas las consecuencias necesarias".

Este lunes, los medios Süddeutsche Zeitung y Stuttgarter Zeitung dieron a conocer que la EUGT encargó una investigación en los Estados Unidos en las que monos y seres humanos inhalaron gases para determinar los efectos en el organismo que tiene el dióxido de nitrógeno. Steg indicó que tales experimentos "no deberían haberse producido". La experimentación se realizó en un laboratorio en Alburquerque y en una dependencia de la clínica Universitaria da Aquisgrán.

Este lunes, en entrevista con el Bild, Steg admitió que en 2013 le informaron los planes de experimentar con humanos. "Los investigadores estadounidenses querían hacer sus pruebas con voluntarios humanos [...] Yo les respondí que no podía autorizar eso". No obstante, terminó aceptado las pruebas en diez monos que se efectuaron en 2014. "En el estudio con los monos se respetaron los estándares científicos internacionales y la inclusión de comisión ética estadounidense", detalló.

Anoche, ante empresarios en Bruselas, Müller se disculpó por los experimentos, a los que calificó de "repugnantes y antiéticos". En lugar de Steg ocupará las funciones Jens Hanefeld, hasta ahora responsable de la política internacional y europea. El mismo lunes, un portavoz de la canciller Angela Merkel consideró "injustificables" las pruebas. "Lo que tienen que hacer los fabricantes de automóviles con las emisiones es reducirlas y no pretender demostrar que no son dañinas con ayuda de experimentos con monos y hasta con seres humanos", criticó.

Por su parte, Barbara Anne Hendricks, ministra alemana de Medio Ambiente, condenó los estudios. "Aparentemente hay personas en la industria automotriz que no son conscientes de su responsabilidad. Le han hecho un gran daño a toda la industria", añadió. La Comisión Europea urgió a las autoridades a tomar acciones "urgentes" en contra de Volkswagen y señaló "Estamos impactados por la noticia como todo el mundo".

La nota informativa de Volkswagen hace referencia a los experimentos en monos. Sin embargo, no aborda los de 2013 y 2014 en 25 voluntarios en Aquisgrán. Por otra parte, en el periodo de las pruebas, las emisiones se alteraban para aparecer menos contaminantes en las revisiones de control. En circulación, los vehículos emitían hasta 40 veces los niveles permitidos.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame