Estados Unidos y China bloquean avances sobre crisis climática

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

15 de noviembre de 2009

En la Tierra a partir del año 1950 se dispararon las emisiones debidas a la combustión de combustibles fósiles, tanto las de petróleo como las de carbón y gas natural.
Desertificación y sequía son algunas de las concecuencias directas de la crisis climática actual.

Los dos países con más altas tasas de contaminación del planeta dieron un paso más para trabar los potenciales acuerdos en la próxima cumbre de Copenhague, donde los líderes de todo el mundo buscarán remedio a la crisis climática que atraviesa el planeta por el proceso de calentamiento global.

En lo que se anticipa como un paso más hacia el fracaso de la cumbre global que tendrá lugar el mes próximo, los mandatarios de Estados Unidos y China, apoyados por algunas de las principales naciones emergentes del mundo, dijeron hoy en Singapur que no será posible establecer un acuerdo vinculante que permita la reducción de los gases del efecto invernadero.

"Ha habido una coincidencia entre los líderes de que no es realista esperar que un gran acuerdo internacional completamente vinculante pueda ser negociado entre ahora y Copenhague, que comienza en 22 días"

— Michael Froman, viceconsejero nacional de Seguridad de la Casa Blanca.

Estas declaraciones tienen lugar en el marco de la Asamblea de la Asociación Asia-Pacífico, APEC, con el primer ministro de Dinamarca, Lars Loekke Rasmussen, del gobierno anfitrión de la cumbre sobre crisis climática a realizarse en diciembre de este año.

Desde hace mucho se sabe que la suerte de la cumbre sobre clima está en manos de las dos grandes potencias que más contaminan el planeta, EE.UU y China. A pesar de la manifestación de voluntad de Obama de dar cambios importantes en materia energética y medioambiental, aún no se ha podido llegar a acuerdos básicos que permitan a los EE.UU contar con legislaciones compatibles con los propósitos de Copenhague.

Obama no quiere repetir la historia que bien conocen las administraciones demócratas. En su momento, Bill Clinton había suscripto el Protocolo de Kioto, tras lo cual no consiguió la rúbrica del Congreso. Por lo tanto, Obama prefiere obtener el apoyo interno antes de estampar su firma en un acuerdo vinculante de esta naturaleza.

En tanto China, hizo saber que no hará movimientos en este sentido en tanto no haya un correlato similar por parte de los Estados Unidos. Indonesia, el tercer país en el ranking de grandes emisores de carbono a la atmósfera se muestra en la misma posición. Por su parte, Japón, que había prometido tomar medidas concretas para la reducción de las emisiones, dijo que tampoco hará ningún cambio hasta tanto estos no tengan una correlatividad por parte de EE.UU y China.


Lula critica al G-2

El presidente brasileño, Luis Inacio Lula da Silva, tras una reunión con su par francés, Nicolás Sarkozy, criticó con firmeza las posiciones de EE.UU y China en relación a la crisis medioambiental y los acusó de pretender armar un G-2 (Grupo de los dos) en materia de clima. De visita en el Palacio Eliseo de París, Lula dijo que llamará a Barack Obama este lunes porque "siendo la mayor economía del mundo, Estados Unidos debe asumir un compromiso osado con el medio ambiente".

Lula y Sarkozy elaboraron un documento que será presentado en la cumbre de Copenhague el 16 de diciembre próximo. Brasil planea reducir en hasta un 39% las emisiones de gases contaminantes en los próximos 11 años.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Wikipedia
Wikipedia tiene información enciclopédica sobre Cambio climático.
Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame