El vuelo MH17 fue abatido por un misil de fabricación rusa, concluye un informe internacional

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

13 de octubre de 2015
Según la Oficina Holandesa de Seguridad, que coordina la investigación internacional, el vuelo 17 de Malaysia Airlines, caído el 17 de julio de 2014 sobre Ucrania, fue derribado por un misil BUK de fabricación rusa. Este tipo de misiles son usados como defensa antiaérea y destruyen sus objetivos por una explosión en proximidad, no por impacto directo, lo que explicaría que el avión no se desintegrara por completo en el aire. "El avión se estrelló tras la explosión de una ojiva fuera del avión a la izquierda de la cabina de pilotos", ha dicho Tjibbe Joustra, presidente de la Oficina Holandesa de Seguridad.

Por otro lado, las autoridades de Moscú niegan toda implicación en el suceso. "Hemos comprobado que un misil tierra-aire alcanzó al Boeing volando sobre Ucrania y que solo podía ser un 9M38 del sistema BUK, el último de los cuales fue producido en la Unión Soviética en 1986", dijo Yan Novikov, director del fabricante estatal de armas Almaz-Antey. Rusia, además, señala que este tipo de misiles no se usan desde 2011.

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Ryabkov, ha calificado de "parcial" esta investigación lamentando que "a pesar de los repetidos y prolongados intentos de organizar la investigación de forma que fuera comprensible e imparcial, y considerando la información que tenemos, hay un intento evidente de dibujar una conclusión siguiendo órdenes políticas".

Los investigadores concluyeron que el misil fue disparado desde una área de unos 320 kilómetros cuadrados, destruyendo primero la cabina y dejando restos dispersos sin supervivientes a lo largo de 50 kilómetros en las cercanías al pueblo ucraniano de Grabovo, en Donetsk. Ese mismo día, otros 160 aparatos sobrevolaron la zona ya que las autoridades ucranianas no habían limitado los vuelos, un hecho que ha sido criticado en la investigación". Kiev debería haber cerrado su espacio aéreo por precaución", señalan.

En el vuelo MH17 de Malaysian Airlines murieron 298 personas, 196 de ellas de nacionalidad holandesa. El aparato volaba a unos 10 kilómetros de altura sobre una zona en conflicto donde se enfrentaban tropas separatistas contra el ejército ucraniano y cuyo espacio aéreo no fue cerrado. El sistema BUK es una lanzadera móvil provista de radar que intercepta aviones enemigos con un proyectil que supera tres veces la velocidad del sonido. Tan solo debieron transcurrir diez segundos desde el lanzamiento hasta el momento del impacto.

Quién y desde dónde se disparó el misil, serán cuestiones que saldrán a la luz en 2016 cuando se hagan públicas las conclusiones de la Fiscalía General del Estado encargada de la investigacón. Mientras tanto, Rusia y Ucrania siguen echándose la culpa mútuamente.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame