Ecuador llama a consultas a su embajador en Bogotá

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

10 de febrero de 2006

10 de febrero de 2006

Ramiro Silva del Pozo, embajador ecuatoriano en Bogotá, fue llamado a consultas por el Gobierno de su país este jueves (9), después de que el presidente colombiano Álvaro Uribe afirmara que las FARC atacaban desde Ecuador.

"Ingresan en Ecuador, se esconden allí, contra la voluntad del Gobierno (...) y desde allí vienen, nos matan a los soldados en Teteyé o a policías", dijo Uribe el miércoles (8) en un evento de una universidad privada. Añadió: "Dejen de contemplar [mimar] a esos bandidos, dejen de contemplar a esos terroristas. Ni más faltaba que por ponerse uno en una falsa cortesía internacional, dejara de llamar las cosas por su nombre"

"Unas relaciones internacionales de falsa cortesía, son unas relaciones de apaciguamiento que no resuelven problemas, sino que aplazan soluciones y profundizan problemas", subrayó, si bien reconoció que "el presidente Palacio ha sido totalmente colaborador con las instituciones colombianas".

"Nosotros confiamos que un manejo franco de la situación, al cual se acompaña el reconocimiento al esfuerzo del presidente Palacio, nos va a llevar a que nuestros países vecinos entiendan que ese terrorismo no es solamente enemigo de las instituciones colombianas, sino enemigo de sus instituciones y de sus pueblos", concluyó Uribe.

Las afirmaciones de Uribe cayeron mal en Quito. Francisco Carrión, canciller ecuatoriano, leyó la noche del jueves un comunicado que decía: "por disposición del presidente de la República, Alfredo Palacio, el embajador del Ecuador en Bogotá fue llamado a consultas. La decisión adoptada tiene por objeto analizar las declaraciones formuladas por el presidente de Colombia y las relaciones entre los dos países a partir de los incidentes del 28 de enero de 2006".

El ingreso de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea Colombiana, que perseguían a insurgentes de las FARC, en la provincia fronteriza de Sucumbíos dio inicio a la actual tensión diplomática entre los dos países. Con pruebas como videos y casquillos de bala, Ecuador pidió explicaciones a Colombia, cuyas Fuerzas Armadas ya habían entrado antes a Ecuador, para disgusto y malestar de Quito.

Primero, Uribe reconoció la posibilidad de una incursión "involuntaria", pero ante la insatisfacción de Ecuador, el Presidente colombiano acabó por admitir la violación de la soberanía de su vecino el martes (7). Aunque Ecuador aceptó de forma parcial las disculpas, señalando "imprecisiones" en la nota enviada por Uribe, el Presidente Palacio había dado por concluido el asunto.

William Lucero, presidente del Congreso de Ecuador, dijo que "siguen las provocaciones y las actitudes prepotentes del presidente colombiano", con las que Uribe "pretende inmiscuirnos, de alguna manera, en el Plan Colombia, es decir, en una guerra que no nos pertenece" y añadió que en ese plan participa "no sólo Colombia y los colombianos, sino también el Gobierno norteamericano".

El Presidente Palacio afirmó que espera más explicaciones de Uribe, quien le llamó telefónicamente el jueves para avisarle de una nota diplomática que planea emitir el viernes (10).


Artículos relacionados

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png