Banca española iguala sus beneficios de 2007, pese a la crisis

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

30 de octubre de 2008

Madrid, España — El Grupo Santander, BBVA, Banco Popular, La Caixa y Caja Madrid suman más de 15.000 millones de euros de ganancias en los 9 primeros meses del año, una cantidad similar a 2007, a pesar de la crisis financiera.

Si se examinan los beneficios acumulados por las cinco principales entidades no se encuentra el agujero que se podría esperar en estas circunstancias, sino apenas una reducción del 1,6%.

Estas cifras reflejan rentabilidades absolutas, es decir, que si el año pasado un banco vendió una de sus filiales, esa operación se contabiliza. Eliminando esta distorsión resulta que, en plena crisis, las cinco principales entidades llevan este año ganado más de un 10% más que a estas alturas de 2007.

El catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, Joan Tugores, explica esta paradoja cuestionando el rigor que se aplica a las cuentas.

Según este experto, si hay estabilidad es fácil asignar un valor a los activos y ofrecer unos balances creíbles. Pero en estas circunstancias, ¿quién puede tasar bien, por ejemplo, las propiedades inmobiliarias?

"Si me dicen que sólo han bajado esa modesta cifra -añade Tugores- me quedo inquieto porque me hace preguntarme sobre los criterios de valoración que han utilizado".

Por otra parte, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, confirmó ayer que no se hará pública la lista de bancos que hagan uso del fondo para la compra de activos, porque su divulgación "estigmatizaría" a estas entidades. La información que se conocerá será la puramente cuantitativa aunque, según Vegara, la operación tendrá el máximo control.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticias relacionadas

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame