Uruguay eliminó a Ghana y se mete en las semifinales de Sudáfrica 2010

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sudáfrica 2010
Sudáfrica 2010
Más sobre el
Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010
El-Wikinews-logo.svg

2 de julio de 2010

Johannesburgo, Sudáfrica — En el estadio Soccer City, bajo el arbitraje del portugués Olegário Benquerença, la selección de Uruguay dejó en el camino a la selección de Ghana, tras empatar 1 - 1 y definir por los penales, en la que la "celeste" se impuso 4:2.

Noventa minutos entre Uruguay y Ghana que se resume en la acción de un solo jugador: Asamoah Gyan. El ghanés quien reventó en llanto luego de pasar del cielo al infierno en un segundo.

Suárez y Forlán, el 26 de junio.

En el último minuto del segundo tiempo extra en un partido que igualaban Uruguay y Ghana por la mínima diferencia, con goles de Sulley Muntari, por el lado africano, y Diego Forlán por los sudamericanos, llegó la gran oportunidad para las “estrellas negras”.

Uruguay arrinconado en el fondo repelía el ataque africano y en una jugada de instantes, Dominic Adiyiah remató de cabeza en medio de un mar de cuerpos celestes y Luis Suárez, parado sobre la raya de la portería uruguaya, evitó con su mano la caída del sueño que viven más de tres millones de uruguayos.

Sin pensarlo el árbitro sacó el cartón rojo al jugador que se cubría el rostro por, en ese momento, ser el villano que dejaba en bandeja de plata la victoria al equipo ghanés.

No había tiempo para más. El gol le daría la victoria a las “estrellas negras” y mandaría a casa a la “celeste”.

A. Gyan se paró junto al balón. Frente a él, a solo 11 metros de distancia estaba Fernando Muslera, el portero uruguayo, nervioso pero atento.

Gyan disparó, Muslera se lanzó al lado derecho de su meta, pero el balón se estrelló en el larguero y el árbitro pitó el final del partido.

Ghana estuvo por segundos acariciando su boleto a semifinales, pero Gyan perdonó y dejó que la historia se impusiera en los penales.

Una historia que daba como favorita a Uruguay y así ocurrió. Con mente fría y acostumbrados a la presión, los “charrúas” finiquitaron cuatro de sus cinco disparos desde el manchón penal.

Ghana, que atendía a la tanda de los penales por primera vez en su historia pagó factura por su novatez y perdió dos de los cuatro penales que disparó.

El “loco” Abreu, fue quien con gran dulzura le dio la victoria a la “celeste”. Su disparo por el centro, sin fuerza, pero con mucha seguridad, batió fácilmente a Richard Kingson.

Uruguay regresa a semifinales luego de 40 años de imaginárselo. África por su parte perdió a su última esperanza en Sudáfrica. Ghana quedó eliminado.

Uruguay se enfrentará a Holanda este próximo 6 de julio en Ciudad del Cabo.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Voz de América

La versión original del artículo, o partes de él, ha sido extraída de Voz de América.

Voz de América libera sus contenidos bajo dominio público.

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame