Saddam Husein es condenado por el Tribunal Supremo Iraquí a morir en la horca

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Iraq
Iraq
Ubicación de Iraq
Otras noticias de Iraq
El-Wikinews-logo.svg

6 de noviembre de 2006

El ex presidente iraquí Saddam Husein fue condenado este domingo (5) a morir en la horca por el Tribunal Especial que juzga la masacre de 148 chiítas en 1982 en Duyail.

El magistrado también dictó pena de muerte, por "crímenes contra la humanidad", al hermanastro de aquél, Barzan al Tikriti y a Awad Hamad al Bandar, jefe del tribunal revolucionario que condenó a muerte los chiitas por el atentado fallido contra Saddam.

Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, pidió el lunes (6) que se garantice el derecho del ex presidente de Iraq, al Tikriti y al Bandar a apelar las penas de muerte a las que se les ha sentenciado.

Medidas de seguridad

Las autoridades iraquíes, como parte de las medidas de seguridad, cerraron de manera indefinida la frontera con Jordania para evitar ataques de grupos de insurgentes. También impusieron un toque de queda en las siguientes provincias: Bagdad, Al Anbar, Salahedín y Baquba, consideradas como las provincias más conflictivas del país.

También se decretó el cierre de dos emisoras de televisión sunitas por "emitir programas que incitan a la violencia".

Reacciones en Iraq

El Primer Ministro, Nuri al Maliki, señaló que "las familias de las víctimas (del régimen) y todos los iraquíes tienen derecho a alegrarse" por la condena y consideró que la decisión judicial "será una lección para todos los criminales y terroristas" ya que "este destino le espera a todo aquel que ataque a los civiles o los lugares santos de Iraq".

En el sur de Iraq, de mayoría chií, los habitantes de las ciudades de Samawa, Nasriya, Amara, Diwaniya, Nayaf, Karbala y Hila celebraron en las calles la sentencia al poco de conocerse. Algunos manifestantes quemaron fotografías de Saddam mientras otros distribuían bombones como una señal de alegría por el resultado del juicio.

En Bagdad, en los barrios de Al Sadr, Kadimiya y Ur, los manifestantes llevaban imágenes de sus líderes religiosos y algunos milicianos chiíes del Ejército de Al Mahdi dispararon en el aire para celebrar el anuncio de la sentencia contra el ex dictador.

Reacciones internacionales

El Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, afirmó que la condena representa un "importante logro para la joven democracia de Iraq" y un "hito" en los "esfuerzos del pueblo por cambiar el mandato de un tirano por el de la ley" e indicó que esta representa "un grado de justicia que muchos pensaron que no llegaría jamás". El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, declaró que esta condena representa "un buen día para el pueblo iraquí".

Cuando el domingo se dio a conocer la decisión final del tribunal especial en Bagdad que juzgaba a Saddam Husein, todos los países europeos, a excepción del Reino Unido, mostraron su desacuerdo.

Sin embargo, el Primer Ministro británico, Tony Blair, aseguró que el Gobierno británico está en contra de la pena de muerte, aunque precisó que el juicio ha permitido recordar "la brutalidad" del régimen del ex presidente iraquí. Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, Margaret Beckett, indicó: "Aplaudimos que Sadam Husein y otros acusados se hayan sometido a la justicia y paguen por sus crímenes". "El régimen de Sadam Husein cometió crímenes horribles y lo correcto es que los acusados de esos crímenes contra el pueblo iraquí sean juzgados", añadió.

La Canciller Federal alemana, Angela Merkel, se ha unido a la voz de la Unión Europea para mostrar su firme rechazo a la pena capital.

El ex primer ministro de Malasia, Doctor Mahathir Mohamad, condenó el veredicto y expresó que le causó "disgusto y horror". "Una corte instalada por enemigos no tiene derecho a juzgar a Hussein, dijo. Mahatir calificó el tribunal como una "corte canguro", "establecida con el único propósito de declararlo culpable".

Australia consideró que la condena es un triunfo de los iraquíes, Japón elogió la sentencia y China manifesto que el el destino del ex dictador debe ser decidido por el pueblo iraquí.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame