Muere el ex presidente yugoslavo Slobodan Milošević

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Serbia
Serbia
Ubicación de Serbia
Otras noticias de Serbia
El-Wikinews-logo.svg

11 de marzo de 2006

El ex presidente de la antigua Yugoslavia, Slobodan Milošević, ha fallecido este sábado(11) según han confirmado fuentes del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, al parecer por causas naturales. Milošević fue encontrado muerto en la cama de su celda de la prisión de dicho tribunal.

El ex líder se encontraba en La Haya enfrentando el proceso legal que se encontraba en marcha en su contra, por crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio. Había alegado problemas de salud, según algunos, para intentar frenar el proceso. Milošević padecía hipertensión crónica y sufría del corazón. Las autoridades han ordenado la realización de una autopsia que determine las causas de la muerte. El mismo Milošević había solicitado ingresar en un hospital en Rusia para recibir tratamiento. Dicha petición, que podría haberle salvado la vida, fue denegada por el Tribunal.

Slobodan Milošević nació en Pozaverac en 1941. A la muerte de Tito (1980) comenzaría a abrirse paso en el mundo de la política. En 1989 era elegido presidente de Serbia, una de las repúblicas integrantes de Yugoslavia. Su rápido ascenso político coincidió con una radicalización del nacionalismo que operaba en la sociedad serbia, en los momentos en que el comunismo perdía fuerza. Bajo su dirección, se inició una afirmación de la identidad serbia, que había sido objeto de discriminación institucional durante la dictadura titoista.

Fue reelegido presidente de Serbia por mayoría absoluta en las elecciones celebradas ese mismo mes. Algunos sectores consideraron que las elecciones municipales de 1996 fueron un fraude, lo que desencadenó cierta oleada de protestas, con manifestaciones diarias en Belgrado durante diciembre de ese año y comienzos de 1997.

Denominado "el carnicero de los Balcanes" por sus enemigos, el 6 de octubre de 2000 fue derrocado tras un golpe de estado el 28 de junio de 2001, detenido en su país por orden del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, por lo cual fue trasladado a La Haya. Allí se inició un proceso legal contra él, acusado de genocidio, por ser el presunto responsable de matanzas acaecidas durante la guerra de Yugoslavia. Milošević se defendió a sí mismo ante el Tribunal, sin que este último pudiera probar los cargos de los que se le acusaba por falta de pruebas y falso testimonio por parte de los testigos de la acusación.



Artículos relacionados

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame