Francia vive su quinta jornada de protestas de los chalecos amarillos con menos participación y más de 100 detenidos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

15 de diciembre de 2018

Este sábado, la participación en las protestas fue más reducida en comparación con sábados anteriores. La cifra de detenidos también fue menor, un centenar en París. Imagen: protestas el pasado 8 de diciembre.
Olivier Ortelpa/Wikimedia Commons

Este sábado (15 de diciembre), Francia vivió su quinto sábado consecutivo con protestas convocadas por los chalecos amarillos. Sin embargo, la participación fue menor en comparación con jornadas anteriores. Según el último recuento del Ministerio del Interior, en todo el país participaron unos 66 000 manifestantes frente a los 126 000 que salieron a la calle la semana pasada.

De acuerdo con El País, de 230 acciones de protesta convocadas, la más controlada por las autoridades fue la de París. En esa ciudad, la policía desplegó 8000 mil agentes del total de 69 000 desplegados en todo el país. Asimismo, los hechos violentos se limitaron a pequeños enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en París, Burdeos y Nantes. La jornada comenzó con la detención preventiva de 40 personas; en la capital, hubo siete heridos y 168 detenidos, de los que 115 permanecieron bajo custodia.

En todo el país se registraron 96 heridos y 1082 arrestos, de los que 900 permanecieron bajo custodia. En París, donde las concentraciones principales se vieron en los Campos Elíseos y en la Ópera, la cifra de manifestantes llegó a los 4000, menos de la mitad de las personas que protestaron la semana anterior. Además, a diferencia de ocasiones anteriores, este sábado sí abrieron monumentos y museos como la Torre Eiffel o el Museo del Louvre.

No obstante, la cifra de fallecidos relacionados con las manifestaciones aumentó a ocho. Según informó la delegación de Gobierno del Norte, la séptima víctima mortal fue un conductor que el viernes chocó en Erquelinnes, un municipio fronterizo belga, contra un camión detenido por una barrera de manifestantes desde el lado francés. La octava persona fallecida fue una mujer en Soissons, cuando el vehículo en el que viajaba, al dar media vuelta para evitar un bloqueo, fue impactado por otro.

Sobre la baja participación, El Mundo apunta a que el movimiento de los chalecos amarillos se dividió luego de que el presidente, Emmanuel Macron, anunciara el pasado lunes (10 de diciembre) una serie de medidas, entre la que se incluyó un aumento de 100 euros del salario mínimo. Por otro lado, el atentado de Estrasburgo y las malas condiciones climáticas podrían haber contribuido a la reducida participación. France 24 indica que esta es la peor crisis de su gobernabilidad para Macron desde su llegada al cargo en 2017.

El movimiento comenzó el pasado 17 de noviembre para rechazar el aumento al precio de los combustibles. Sin embargo, con el paso de los días se ha convirtió en una protestas contra las políticas económica y social del gobierno de Macron. Mientras que el sector moderado de los chalecos amarillos aseguró que terminarán las marchas, el inconforme salió nuevamente a las calles y propuso un referendo de iniciativa ciudadana.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
Este artículo contiene información al viajero