El cuarto sábado de protestas de los "chalecos amarillos" en Francia deja más de mil detenidos y cien heridos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Francia
Francia
Ubicación de Francia
Otras noticias de Francia
El-Wikinews-logo.svg

9 de diciembre de 2018

La cuarta jornada de manifestaciones de los chalecos amarillos dejó 1385 detenidos y al menos 118 heridos, incluidos diecisiete policías. Imagen: manifestantes en los Campos Elíseos el pasado 25 de noviembre.
LNicollet/Flickr

Este sábado (8 de diciembre), Francia vivió su cuarto sábado consecutivo con protestas del movimiento de los llamados "chalecos amarillos". La jornada se vivió en medio de un fuerte dispositivo de seguridad que implicó el despliegue de cerca de 89 000 agentes policíacos en todo el país, 8000 de ellos en la capital, París.

También hubo tensión y temor porque se repitieran los disturbios del pasado 1 de diciembre; el operativo de las autoridades involucró también el cierre de monumentos como la torre Eiffel, además de que el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, y otros ministerios fueron resguardados por la policía y vehículos blindados.

En total, según detalló Christophe Castaner, ministro de Interior francés, participaron en las manifestaciones 125 000 personas en todo el país, 10 000 en París. Asimismo, al menos 1385 personas fueron detenidas y 135 resultaron heridas.

Al grito de "Macron démission!", una nueva exigencia de los manifestantes, y entre corridas y gases lacrimógenos, los "chalecos amarillos" continuaron con su rechazo al alza del precio de los carburantes, en un movimiento que, detalla El Mundo, es social, carece de estructura o líder y se organiza mediantes las redes sociales. Las manifestaciones se registraron en diversos puntos del país europeo, Burdeos, Toulouse, Lyon o Nantes.

Por su parte, France 24 apunta que, aunque lejanos a lo sucedido el sábado anterior, este día se vieron también enfrentamientos entre quienes protestaban y las fuerzas de seguridad, escenas de violencia a tiendas y restaurantes y quema de vehículos. En la Avenida de los Campos Elíseos, los antidisturbios usaron cañones de agua, caballos y gases lacrimógenos para evitar que se levantaran barricadas.

Mientras que la alcaldesa parisina, Anne Hidalgo, lamentó las "escenas de caos" y los daños en la ciudad, el primer ministro, Édouard Philippe, llamó a la reanudación del diálogo y prometió que el gobierno anunciará "medidas". El presiente, Emmanuel Macron, que no ha hablado en público desde su regreso a Francia el domingo pasado tras participar en la cumbre del G-20 en Buenos Aires, dará un discurso televisado, según informó el Palacio del Elíseo. De acuerdo con fuentes citadas por France 24, "podría anunciar medidas a favor del poder adquisitivo y la justicia fiscal".

Las manifestaciones comenzaron el pasado 17 de noviembre para rechazar el aumento al precio de los combustibles. Sin embargo, con el paso de los días se ha convirtió en una protestas contra las políticas económica y social del gobierno de Macron. El mandatario ya cedió en una de las demandas, anular el incremento al gravamen de los combustibles y congeló los precios del gas y la electricidad. Este sábado, también se vivieron manifestaciones en Países Bajos y Bélgica, aunque no están del todo claro las razones.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
Este artículo contiene información al viajero