Enmienda a ley restringirá contenidos sensibles del manga y anime en Tokio

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Anime
Anime
Más sobre manga y anime
El-Wikinews-logo.svg
Shintaro Ishihara, gobernador de Tokio
Anaquel con volúmenes de manga pornográfico

16 de diciembre de 2010

Tokio, Japón — La Asamblea Metropolitana de Tokio aprobó ayer una enmienda a la Ordenanza de Desarrollo Mental Juvenil, regulando de manera más estricta aquellas series de manga y anime cuyos contenidos sean considerados como sensibles y peligrosos para los menores de edad.

Originalmente se prohibían contenidos peligrosos que "estimularan sexualmente, causen crueldad y/o inciten al suicidio o conductas criminales" hacia los menores. Con el nuevo cambio, la venta y alquiler de éstos ahora estará prohibido si su contenido es altamente sexual (conocido también como hentai) o "exageren o glorifiquen injustificadamente" ciertos actos sexuales o seudosexuales. También la enmienda permitirá al gobierno tokiota intervenir directamente sobre las publicaciones, si sus representaciones son "consideradas como excesivamente desestabilizadoras al orden social", etiquetándolas como "publicaciones malsanas".

Esta enmienda, conocida como la Propuesta 156, fue presentada el mes pasado por el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, junto con el Partido Liberal Democrático y el Nuevo Komeito, aunque esta semana obtuvo el apoyo final del gobernante Partido Democrático, quien tiene la mayoría del hemiciclo, derivando en su aprobación sin mayor oposición. La proposición de esta enmienda causó fuertes fricciones entre los políticos tokiotas y el gremio artístico (mangakas) junto con las compañías de manga y anime, quienes han acusado al gobernador de querer imponer una censura a la libertad de expresión y a la creatividad de los artistas.

El pulseo de ambas facciones hizo que Ishihara, conocido por sus polémica personalidad e ideología de extrema derecha, declarara en términos duros a los opositores tildando de "idiotas", justificando que la medida responde a las quejas de los padres de familia y que Japón se ha vuelto muy "indomable" en términos sociales.

El gremio industrial reaccionó con el llamado a un sabotaje a la Feria Internacional de Anime de Tokio de 2011, cuyo presidente ejecutivo es el gobernador Ishihara. Entre las principales compañías que han llamado al boicot están Kodansha, Shogakukan y Kadokawa Shoten, con fuerte peso en Japón. Inclusive el primer ministro de Japón, Naoto Kan, debió mediar reconociendo el papel importante del manga y anime en la promoción de la cultura japonesa, así como de la importancia de la conservación de la juventud japonesa.

Con la aprobación se ha fijado a partir del 1 de abril de 2011 para que las compañías comiencen a autorregularse, y desde el 1 de julio el gobierno metropolitano de Tokio intervendrá de manera directa con las publicaciones. Cabe anotar que la ordenanza dejó exenta el manejo de material pornográfico real (es decir, imágenes y fotografías de personas reales haciendo actos sexuales), motivo que los opositores recalcaron como un acto de discriminación.

Si bien esta ordenanza tiene efecto sólo dentro de la capital japonesa, gran parte de la industria del manga y anime en Japón reside en esta ciudad, por lo que tiene un efecto muy significativo en ella.

Adicionalmente la asamblea aprobó una resolución no vinculante en donde el gobierno revisará de manera "cuidadosa" las publicaciones, con el motivo de calmar los ánimos de los opositores que argumentan que la nueva ley es bastante vaga e imprecisa y podría afectar otros géneros que no necesariamente tengan una carga sexual notable como lo es el ecchi y el fanservice.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame