Diez muertos y un niño desaparecido tras fuertes tormentas en Mallorca, España

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Desastres y accidentes
Desastres y accidentes
Más desastres y accidentes
El-Wikinews-logo.svg

10 de octubre de 2018

Mallorca, España — La localidad mallorquina de Sant Llorenç des Cardassar, de unos 8000 habitantes, se encuentra este miércoles devastada después de que una descomunal tormenta descargara el martes (9 de octubre) por la tarde 220 litros por metro cuadrado en apenas unas horas. La tromba en Sant Llorenç, en el este de la isla de Mallorca y a unos 60 kilómetros de su capital, Palma, ha dejado hasta el momento diez personas fallecidas -entre ellas el exalcalde de uno de los municipios afectados y dos ciudadanos británicos-, un niño desaparecido, tres heridos y más de 200 vecinos desalojados. La intensidad de la tormenta provocó el desbordamiento del torrente de Ses Planes, habitualmente seco, que arrasó con el casco urbano arrastrando decenas de coches, inundando casas y dejando a centenares de vecinos atrapados en sus domicilios.

Según el servicio de emergencias, el primer fallecido fue un hombre de edad avanzada y movilidad reducida, que fue encontrado por los servicios de rescate en el sótano de su domicilio de Sant Llorenç. Una segunda víctima mortal fue sorprendida por la riada en el mismo municipio. A lo largo de la madrugada, el servicio de emergencias ha confirmado la muerte de otras dos personas, una de ellas una mujer hallada sin vida en el interior de su domicilio en Sant Llorenç y otro fallecido en Illot. La octava víctima mortal está sin identificar y, según el 112, ha sido localizada también en Illot. La Guardia Civil no ha dado ningún dato de la novena víctima. La décima víctima es el exalcalde de Artà, Rafael Gili, de 71 años, según han confirmado fuentes de este Ayuntamiento. Falleció ahogado al sorprenderle la riada.

Varios vecinos de Sant Llorenç des Cardassar han afirmado a la Agencia EFE que "no se ha salvado nada" en sus viviendas y que lo han "perdido todo" tras las lluvias. "Vimos con impotencia que no podíamos controlar el agua", ha explicado la alcaldesa de Sant Llorenç. "Sabíamos que si seguía así ocurriría un desastre, pero esto no se puede describir sin vivirlo".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado hoy la zona y ha transmitido a los afectados que el Ejecutivo va a "volcar todos los recursos para que puedan recuperar el día a día a la mayor brevedad posible". Está previsto que este miércoles participen en la operación un total aproximado de unos 300 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, que han llegado al puerto de Barcelona y han efectuado su embarque en un ferry con destino Mallorca.

Dos días antes de la tremenda tromba de agua que ayer sacudió la isla de Mallorca, la delegación balear de la Agencia Española de Meteorología predijo que se avecinaban, simplemente, días típicos de la época otoñal: nubosidad variable y chubascos localmente fuertes en el norte de la isla que irían remitiendo entre el lunes y el martes. Sin embargo, el temporal acabó dejando casi 233 litros de agua por metro cuadrado en la Colònia de Sant Pere y 157 en Artà. Sin embargo, la localidad más perjudicada ha sido Sant Llorenç, ubicada a menor altitud y, por tanto, hacia donde se dirigieron los torrentes de lluvia, formados en apenas unos minutos. Los culpables meteorológicos son una situación de gran inestabilidad provocada por un frente que se dirigía al este y unas temperaturas del Mar Mediterráneo mayores de lo normal. En Sant Llorenç no se recordaba un torrente así desde septiembre de 1989. La última víctima mortal por lluvias fue una turista danesa en 2007.

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca colabora con el Gobierno local y se ha ofrecido a acoger a familias afectadas en los establecimientos hoteleros y también a ayudar a los efectivos que están trabajando sobre el terreno. El tenista Rafa Nadal se ha unido a los vecinos en las labores de limpieza y restauración. Además, el tenista de Manacor también ha abierto las puertas de su academia para que se puedan hospedar los vecinos afectados. Horas antes y a través de las redes sociales, el número uno del mundo lamentó lo ocurrido con varios mensajes. “Hoy es un día triste. Nuestras más sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos por las graves inundaciones de Sant Llorenç”, expresó. El FC Barcelona también se ha sumado al duelo por las víctimas de las inundaciones: "Queremos expresar todo nuestro apoyo a los familiares y amigos de las personas que han perdido la vida en esta catástrofe natural".

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame