Brasil derrotó a Chile 3 - 0 y pasó a los cuartos de final de Sudáfrica 2010

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sudáfrica 2010
Sudáfrica 2010
Más sobre el
Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010
El-Wikinews-logo.svg

29 de junio de 2010

Johannesburgo, Sudáfrica — En el estadio Ellis Park, bajo el arbitraje del inglés Howard Webb, Brasil le ganó a Chile 3 tantos contra 0. Brasil deberá enfrentar en cuartos de final a Holanda.

Brasil, esta vez con algo de “jogo bonito” incluido, goleó a Chile que no pudo ante la maquinaria de la “canarinha”.

En los primeros 20 minutos de juego, todo parecía indicar que veríamos un partido cerrado, con posibilidades para cualquiera.

Chile practicó el mismo juego que ha hecho durante sus últimos cuatro partidos de Mundial, pero esta vez la fórmula fue muy débil ante una todopoderosa Brasil.

La “roja”, esta vez jugando de blanco, buscó abrir la meta de Júlio César con la genialidad de su hombre más peligroso al ataque, “Chupete” Suazo, quien tuvo algunas oportunidades claras pero la suerte no estuvo de su lado.

Seguidores de Brasil en Sudáfrica.

Brasil fue muy práctico. Imponente en la defensa, liderada por Lúcio, no permitió ningún error, y explosivo en el ataque con hombres como Kaká, Robinho y Luis Fabiano.

Sin embargo, el primer gol llegó gracias a la cabeza de un defensor brasilero. En el minuto 34 Maicon despegó un tiro de esquina que encontró Juan en el aire y remató con violencia de cabeza para batir a Bravo.

Tres minutos más tarde llegó una genialidad al estilo del “jogo bonito” que inventó Brasil, iniciada por Robinho quien soltó la pelota para Kaká por el centro y a su vez entregó a Fabiano que venía en carrera para romper el fuera de lugar, y ganarle el duelo a Bravo quien nada pudo hacer para evitar la segunda caída de su portería.

En el segundo tiempo la estrategia era cantada. Chile se lanzaría al ataque y Brasil tendría muchos espacios para matar en la contra.

Dicho y hecho, eso mismo ocurrió. Los andinos arriesgaron más al frente y estuvieron cerca del descuento, pero una contra mortal construida por Ramires finiquitó el partido.

El zaguero corrió con la pelota, controló, levantó la cabeza y se la puso en bandeja de plata a Robinho para que con un toque exquisito bajara el telón de esta obra de 90 minutos.

Se terminó el sueño chileno, pero quedó su legado, un excelente papel en su regreso al Mundial, aunque jugando ante los pentacampeones, no es suficiente con jugar bien.

Brasil se enfrentará a Holanda este próximo dos de julio (2010), en un partido que sabe a final.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Voz de América

La versión original del artículo, o partes de él, ha sido extraída de Voz de América.

Voz de América libera sus contenidos bajo dominio público.

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame