Acusaciones de intervención en asuntos internos empañan la misión de Australia en Timor Oriental

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

2 de septiembre de 2006

El ex primer ministro de Timor Oriental, Mari Alkatiri, quien fuera forzado a renunciar debido a los desórdenes públicos desatados en meses pasados en este nuevo país, ha acusado a elementos extranjeros de haber contactado militares timoreses para organizar un golpe de estado contra él. Los individuos, cuya nacionalidad no se ha aclarado, eran probablemente australianos o estadounidenses.

Mari Alkatiri también acusó al primer ministro australiano, John Howard, de presionarlo para que renunciara. Según Alkatiri, a él lo querían sacar porque el era muy “independiente” y eso amenazaba los intereses que Australia tiene por los yacimientos de gas del Mar de Timor.

Para completar de enturbiar la misión australiana, el miércoles (30), el mayor del ejército timorés Alfredo Reinado, quien se encontraba en la cárcel por ser el organizador de los desórdenes y las protestas que causaron decenas de muertes y llevaron a la renuncia de Alkatiri, escapó de la prisión con mas de 50 prisioneros y huyó con estos hacia la región montañosa y selvática de la isla.

Después del incidente de la fuga, el actual primer ministro José Ramos Horta declaró que el cuidado de los prisioneros estaba a cargo de las fuerzas australianas, descargando indirectamente la responsabilidad de la fuga sobre este contingente.

Por otro lado, Australia se ha visto envuelta en una disputa con las Naciones Unidas sobre el comando de la misión de ese organismo internacional en esta antigua colonia portuguesa.

Brasil, Portugal y Timor Oriental quieren que Australia retire sus tropas del país y que dé campo para que una misión de Cascos Azules se despliegue y asuma el control de la seguridad de la isla. Pero Japón y Estados Unidos prefieren que Australia esté al frente de la misión.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame