Trabajo científico afirma que en los orígenes del Sistema Solar hubo un planeta gaseoso más

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Astronomía
Astronomía
Más sobre astronomía
El-Wikinews-logo.svg

13 de noviembre de 2011

San Antonio, Texas — Un equipo de astrónomos del Instituto de Investigación del Suroeste afirma que en los origenes del Sistema Solar, existió un planeta gaseoso, pero que 600 millones de años después desapareció por fluctuaciones orbitales en las cuales tuvieron repercusiones en la Tierra, la Luna y Júpiter, probadas mediante simulaciones informáticas.

El trabajo científico, que fue escrito por David Nesvorny y publicado por la Astrophysical Journal Letters, indica que la inestabilidad de las órbitas de los planetas hizo del Sistema Solar un lugar bastante caótico en el cual los cuerpos pequeños se acercaron a la zona donde hoy están los planetas sólidos y restantes se movieron hacia el Cinturón de Kuiper, empujando consigo a Urano y Neptuno, mientras Jupiter se acercaba al Sol por medio de "brincos", el cual forzó la salida de un quinto planeta.

Además, se señala una consecuencia histórica de esa expulsión fueron los descubrimientos del cometa Halley, de Urano, Neptuno y los objetos transneptunianos que le siguieron en el cual en el momento de su hallazgo, se debe a las "anomalías" creadas por Júpiter en el periodo prehistórico, cosa que sus calculos orbitales fueran bastante distintos que la de los seis primeros planetas.

Para demostrarlo, se hizo un ejercicio de simulación a través de computadora con los cuatro planetas gaseosos actuales en los cuales el grado de desorden hacia chocar la Tierra con sus vecinas Marte y Venus y de paso expulsarían a Urano y Neptuno, lo que hizo que Nesvorny añadiera un quinto cuerpo grande con el cual se resolvió el problema, y hallando al cuerpo joviano como responsable de su expulsión:

La posibilidad de que el sistema solar haya expulsado uno parece ser más concebible de acuerdo a los recientes descubrimientos de un gran número de planetas flotando libremente en el espacio interestelar, lo que demostraría que el proceso de expulsión planetaria sería bastante común.

Tenemos toda suerte de claves acerca de la evolución temprana del sistema solar. Las tenemos de los análisis hechos a la población trans-neptuniana de pequeños cuerpos conocida como Cinturón de Kuiper, y de los registros de los cráteres lunares.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame