Rusia y China vetan resolución acerca de Siria en Consejo de Seguridad de la ONU

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Bandera de Siria
Siria
Ubicación de Siria
Otras noticias de Siria
El-Wikinews-logo.svg

4 de febrero de 2012

Tal y como lo anunciaron semanas antes, Rusia y China han vetado por segunda ocasión la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía la dimisión del Presidente de Siria y el cese de los ataques a civiles luego de la oleada de violencia que ha terminado con la vida de más de 400 personas en Homs y Hama en un día.

Horas antes de la votación, el Presidente de Estados Unidos pidió a Al Assad dar un paso al costado y detener los ataques contra los civiles.

Rusia se opuso rotundamente a una resolución que incluyera la dimisión del Presidente Assad así como la intervención militar extranjera al igual que en Libia.

Esta es la segunda vez que China y Rusia vetan la resolución acerca de Siria, el motivo principal según el canciller ruso fue que no quedaron convencidos con el último borrador y no se aplicaron los cambios que los rusos pedían para aceptar la resolución.

A pesar del veto, Francia informó que seguirá aplicando sanciones a Siria.

El Consejo de Seguridad no pudo asumir la responsabilidad de lo que está sucediendo en Siria. Proyecto de resolución no contiene sanciones o un embargo de armas.

— Embajador de Alemania

El embajador de Estados Unidos declaró estar muy disgustado con China y Rusia por haber vetado la resolución. Colombia, India y Guatemala habían aceptado la resolución.

Es un día triste en el Consejo de Seguridad para la continuación de los asesinatos en Siria.

— Embajador de Portugal

El embajador del Reino Unido informó que "Londres está angustiada contra el voto de una resolución que condena la represión del régimen sirio". Por su parte, Túnez expulsó al embajador sirio y informó que reconocerá al Consejo Nacional de Transición de Siria.

A pesar de las demandas del Presidente de EE.UU., Barack Obama, y de otros líderes mundiales para dar solución a la crisis que se vive en Siria, Rusia y China fueron los dos únicos miembros permanentes del Consejo opuestos a la resolución, respaldada por los otros 13 integrantes del organismo, incluidas Gran Bretaña y Francia.

En una declaración difundida este sábado minutos antes de la votación, el presidente Obama señaló que 30 años después de que el padre del gobernante sirio (Hafez al Assad) masacró a decenas de miles de inocentes hombres, mujeres y niños, el presidente "Bashar al Assad ha demostrado similar desdén por la dignidad y la vida humanas".

Assad no tiene derecho a dirigir Siria, y ha perdido toda legitimidad con su pueblo y con la comunidad internacional.

— Barack Obama

Tras mencionar las protestas pacíficas que tuvieron efecto la víspera en Siria y en las que según activistas las fuerzas del régimen mataron a más de 200 personas, Obama dijo que "la comunidad internacional debe trabajar por proteger al pueblo sirio de esta horrenda brutalidad" y abogó por apoyar la resolución de la ONU, que contaba con el respaldo de la Liga Árabe.

A pesar de las alarmantes noticias de que en 10 meses de revueltas los muertos suman miles y de que en las últimas horas se había recrudecido la represión, el veto de Rusia y China deja al régimen sirio manos libres para continuar masacrando la población sin que el mundo haga nada por impedirlo.

Durante días, diplomáticos árabes, europeos y estadounidenses le dieron vueltas y vueltas a un proyecto de resolución que fuese aceptable para Rusia, pero ni aun rebajándole el tono de las condenas lo consiguieron.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, había dijo que Moscú vetaría la resolución porque hacía demasiadas concesiones a los grupos armados (militares que se pasaron al lado de la población) y que a Rusia le seguía preocupando que el documento pudiera condicionar los resultados de un diálogo político en Siria.

Rusia, un viejo aliado político, militar y estratégico de Siria y principal suministrador de armas del gobierno de Damasco, se opuso desde el principio a cualquier pedido de renuncia a Assad, no apoyó la adopción de sanciones contra su gobierno y ni siquiera respaldó el plan de la

Liga Árabe en busca de facilitar una transición política pacífica en el país.

La embajadora de EE.UU. en la ONU, Susan Rice, dijo que Washington está "indignado" con el resultado de la votación en el Consejo de Seguridad, mientras que el embajador francés, Gerard Araud, señaló que Rusia y China "se han hecho cómplices de la política de represión llevada a cabo por el régimen de Assad" y dijo que "la historia no tendrá piedad" con ellos.


¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame