Optimismo por la votación de la reforma sanitaria estadounidense

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

21 de marzo de 2010

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos se reunió para votar la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama. Los demócratas, el partido oficialista, se muestra optimista, ya que asegura reunir los 216 votos necesarios para convertir el proyecto en ley.

Los legisladores acordaron que no se utilicen fondos públicos para financiar abortos, lo que provocó el apoyo de los demócratas antiabortistas o pro-vida. Esto sucedió luego de que el congresista Bart Stupak, uno de los demócratas que se oponía a la reforma, cambió su postura tras el acuerdo sobre los abortos.

En caso de que los representantes aprueben el proyecto, unos 32 millones de norteamericanos tendrán acceso a una cobertura médica. Además, será la reforma de salud más importante del país en 45 años. Otros proyectos similares han fracasado, como los propuestos por los presidentes Harry Truman y Bill Clinton.

El opositor Partido Republicano, por otra parte, cuestiona la reforma de Obama porque costará 940.000 millones de dólares en 10 años. No obstante, la Oficina Presupuestaria del Congreso afirma que, en ese mismo lapso, el déficit bajaría en 138.000 millones.

La cámara baja debate dos proyectos. El primero es el texto que fue aprobado por el Senado en diciembre que, si se aprueba, se convierte en ley. El segundo introduce reformas al primero y, en caso de ratificarse, debe pasar a la Cámara de Senadores.

El sistema sanitario de los Estados Unidos

Estados Unidos ya tiene dos sistemas de ayuda médica estatal: Medicare, destinado a jubilados y discapacitados, y Medicaid, para los indigentes. No obstante, no suelen cubrir todos los gastos. De los 300 millones de habitantes del país, hay 46 millones sin cobertura médica y 25 millones con una asistencia insuficiente.

La reforma de Obama propone asistir a los ciudadanos que no tienen cobertura médica de sus empleadores y no cumplen los requisitos para anotarse en Medicare o Medicaid. Asimismo, se creó otro proyecto complementario que establecería que todos los ciudadanos tengan un seguro médico. En caso de no poder contratar una aseguradora privada, se crearían cooperativas médicas como alternativa.

El proyecto también tiene como objetivo bajar los altos costos que tienen los seguros médicos en los Estados Unidos. La reforma no tendrá en cuenta a los 10 millones de inmigrantes ilegales.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame