Mesa retira su dimisión luego de acuerdo, pero seguirán los bloqueos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bolivia

11 de marzo de 2005

La Paz, Bolivia — El Congreso Nacional de Bolivia rechazó la dimisión del presidente boliviano Carlos Mesa. Los parlamentarios pertenecientes al Movimiento al Socialismo (MAS) y el Movimiento indio Pachakuti no apoyaron la decisión.

Mesa había dimitido oficialmente el domingo 6 de marzo. En ese momento explicó su decisión con estas palabras:

No puedo seguir gobernando asediado por un bloqueo nacional que estrangule al país, por ultimátums, huelgas, amenazas y acciones de hecho que no hacen otra cosa que destruir nuestro aparato productivo, nuestra confianza, nuestro futuro.

La dimisión de Mesa fue influenciada por las presiones de Evo Morales, líder de los cultivadores de coca (cocaleros) y del MAS. Morales causó la dimisión del ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada en octubre de 2003.

El MAS se opone a los esfuerzos del gobierno boliviano para erradicar la coca, cuyo uso es una vieja tradición de los aborígenes bolivianos. La coca es usada como té, medicina y durante acontecimientos sociales. El cultivo de coca es un recurso financiero para Bolivia, país considerado como tercer cultivador del mundo de la hierba, después de Colombia y Perú.

Sin embargo, la coca es también la materia prima para la cocaína. Los productos de la coca son exportados para cárteles en Argentina, Brasil, Chile, la Unión Europea y los Estados Unidos de América como lo han relatado narcotraficantes detenidos.

El grupo presiona al gobierno para que la nueva Ley de Hidrocarburos pueda ser aprobada. Dicha ley pretende incrementar los impuestos que gravan la extracción de hidrocarburos. Mesa dijo que la ley no es viable.

Mesa tiene el apoyo de parte de la población boliviana. Según los analistas Carlos Valverde y Jorge Lazarte, Morales perdió la credibilidad con esta crisis. Contraria es la opinión del mismo Morales, para quien su imagen pública no se ha deteriorado. Él dice que la población boliviana seguirá apoyándolo y acusa a Mesa del tratar de favorecer los intereses de compañías petroleras, en lugar de favorecer los intereses de Bolivia. Además, anunció que seguirá organizando protestas contra el gobierno.

Los sindicatos y los grupos indígenas siguen el bloqueo de carreteras en Bolivia para expresar su descontento contra el gobierno.

Artículos relacionados

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame