La policía de Sydney cierra las playas ante temores de más disturbios

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

17 de diciembre de 2005

La policía de Sydney ha cerrado el acceso a las playas donde se desarrollaron los disturbios raciales en medio de temores de que los disturbios se reinicien. La presencia de la policía es de hecho bastante numerosa y los operativos desplegados alcanzan la escala de las medidas de seguridad tomadas durante los juegos olímpicos. Los temores aumentaron cuando surgieron rumores de que jóvenes de Melbourne de descendencia libanesa, italiana, serbia y griega se habían organizado y se dirigían en caravana hacia Sydney en tres buses y más de 30 autos y se esperaba que llegaran el sábado 17 de diciembre.

Es de destacar que algunas personas de origen italiano fueron atacadas durante los disturbios del 11 de diciembre por “hooligans”, como la policía los denomina, porque las confundieron con árabes.

La policía también ha recomendado a la ciudadanía que se mantengan lejos hasta que los disturbios hayan cesado. Las playas de Sydney se extienden por más de 100 km, lo cual puede dar una idea de la magnitud de la tarea a la que la policía se enfrenta. La playa de Cronulla, donde los disturbios se originaron, está ubicada al sudeste de la ciudad.

Ver también

Fuentes


Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame