Gobierno colombiano acepta propuesta de despeje para iniciar diálogos con las FARC

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

14 de diciembre de 2005

Bogotá, Colombia — El Gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez ha aceptado este martes una propuesta realizada por Francia, Suiza y España de despejar el caserío El Retiro, perteneciente al municipio de Pradera, en el Valle del Cauca, con el fin de adelantar diálogos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La zona por despejar tiene 180 kilómetros cuadrados de extensión, con un cordón de seguridad de 2 km alrededor. El sitio fue visitado por miembros de una misión de los tres países mencionados entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre. Dichos países afirman que garantizarán la seguridad de los negociadores de ambas partes "con su compromiso político y con su presencia física" y que los desplazamientos se realizarán por intermedio del Comité Internacional de la Cruz Roja. La propuesta señala que "los tres países no prejuzgan en ningún caso sobre la duración, la forma o el contenido de las negociaciones. Ellos desean simplemente dar confianza a los negociadores así como a los diversos sectores de la población colombiana".

Uribe dijo: "Acepto que he debido modificar posiciones que había asumido como candidato y en las primeras semanas de mandato" y añadió que "aceptamos esta modificación porque la comunidad internacional nos garantiza que, si bien no puede haber presencia del Ejército, tampoco habrá presencia de la guerrilla. Aceptamos esta propuesta porque en lugar de que haya presencia del Ejército durante esos días en esos 180 kilómetros, habrá 40 observadores internacionales. Y confiamos en la comunidad internacional".

Por su parte, el vocero del Ministerio francés de Exteriores Jean-Baptiste Mattéi declaró: "Tomamos nota con interés de la respuesta positiva del Gobierno colombiano y esperamos ahora la respuesta de las FARC, que esperamos positiva. Nuestro objetivo es un acuerdo humanitario que permita la liberación de todos los secuestrados, entre ellos nuestra compatriota Íngrid Betancourt".

El representante Gustavo Petro, del Polo Democrático Independiente, afirmó que "es una lástima que esto no se haya hecho hace tres años, las familias se habrían ahorrado mucho dolor". Para él, la aceptación de Uribe tiene propósitos electorales.


Artículos relacionados

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame