El dólar estadounidense cae a su nivel más bajo en 15 años

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

29 de noviembre de 2006

El dólar estadounidense cayó a su nivel más bajo en 15 años frente a la libra esterlina, lo que se considera un síntoma de los problemas de la economía más grande del mundo.

El dólar ha estado bajando por cinco días consecutivos y el martes (28) alcanzó su valor más bajo. En las cotizaciones del mercado de divisas ahora se necesita US$1,95 para comprar una libra y muy pronto podrían ser $2; US$1,38 para comprar un euro. La moneda estadounidense ha perdido el 11% de su valor contra el euro y el 12% contra la libra esterlina en lo que va corrido del año.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Henry Paulson, ha reiterado sin embargo que la administración Bush está comprometida con mantener un dólar fuerte. Sin embargo, sus afirmaciones no lograron convencer al mercado, que le apostaba a una caída del dólar en cualquier momento.

Entre las causas de la debilidad de la moneda norteamericana están el mayor consumo de bienes importados y la baja exportación, lo cual según la teoría económica presiona la divisa hacia la baja para que se abaraten dichos bienes de exportación. El dólar se ha mantenido estable porque las economías asiáticas, que son las mayores exportadoras hacia los Estados Unidos, han reinvertido sus superávit de dólares en activos estadounidenses, manteniendo la demanda por el dólar alta.

El dólar no cayó con respecto a las monedas asiáticas debido a que China pega el yuan al dólar, impidiendo variaciones significativas de la tasa de cambio. Corea del Sur mantuvo su política de intervención de la moneda para protegerse de su dependencia de las exportaciones hacia Estados Unidos.

El efecto de la caída es menor para los Estados Unidos puesto que su deuda está denominada en su propia moneda, además las firmas extranjeras tienen la tendencia a poner los precios en dólares para mantener su proporción del mercado norteamericano. No obstante, si el dólar continuara cayendo, debería haber un reajuste de la balanza comercial conduciendo a mayores exportaciones y menores importaciones. Pero no es claro todavía si la industria norteamericana, golpeada por años de competencia extranjera, pueda reaccionar lo suficientemente rápido a este cambio de condiciones. En caso de que esto ocurriera, la economía estadounidense entraría en una recesión.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame