Seis de los mayores contaminantes del mundo anuncian que no reducirán producción de combustibles fósiles

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
El crecimiento económico y la contaminación son consideradas las mayores causas del cambio climático

13 de enero de 2006

Seis de los principales países contaminantes, que participaron esta semana en la primera reunión de la Asia Pacific Partnership on Clean Development and Climate ("Asociación de Asia - Pacífico para el Desarrollo y un Ambiente Limpios", AP6 o APPCDC), han creado un fondo multimillonario en dólares para desarrollar energía limpia, pero hicieron énfasis en que seguirán dependiendo fuertemente de combustibles fósiles contaminantes por las próximas generaciones.

Grupos ecologistas, que calificaron la reunión una "farsa", han condenado el encuentro realizado en la ciudad de Sydney y lo han llamado "pacto carbonífero y nuclear" entre los grandes contaminantes y las empresas que producen combustibles fósiles. Observadores australianos del cambio climático han atacado los resultados de la reunión del AP6 como extremadamente irresponsables, diciendo que el Gobierno Federal de su país está dispuesto a aceptar la realidad de un cambio climático desbocado.

Un comunicado emitido por el AP6 reza: "Reconocemos que los combustibles fósiles reafirman nuestras economías, y serán una realidad duradera por nuestros periodos de vida y más allá". Los ecologistas dicen que el pacto ha perdido una oportunidad vital para comprometerse con las fuentes de energía renovables y añadieron que la reunión, que duró 2 días, fracasó en realizar cualquier clase de compromiso para combatir el calentamiento global.

Combinados, los Estados Unidos, China, Japón, India, Corea del Sur y Australia suman cerca de la mitad de los gases de invernadero. Los seis países convocaron la reunión como un segundo método de enfrentar el calentamiento global por fuera del Protocolo de Kioto, enfocándose, según ellos, en la "tecnología de energía limpia".

La energía nuclear, las tecnologías de carbón limpio, la retención de dióxido de carbono y fondos ambientales dirigidos a la industria fueron algunas de las propuestas hechas en la cumbre. A diferencia del Protocolo de Kioto, las seis naciones no han fijado meta alguna para reducir los gases de efecto invernadero.

Observadores del fenómeno del cambio climático han criticado ampliamente el AP6 diciendo que es una pérdida de tiempo. Clive Hamilton, del Australian Climate Institute, afirma que el encuentro hizo poco para reducir las emisiones de gases de invernadero. "En realidad pienso que esta conferencia trata de proteger el futuro a largo plazo de la industria carbonera. Si uno ve la clase de personas de negocios que tienen asiento en la mesa de la conferencia en Sydney, representan abrumadoramente a las industrias contaminantes más que a aquellos que en algún momento los reemplacen: las industrias de energías renovables y de eficiencia energética".

Por su parte, el Dr. David Brockway, jefe científico de CSIRO, dice que la tecnología necesaria para reducir las emisiones de gases de invernadero no es viable para la industria. "Debe tenerse presente que cualquier cosa que vayamos a hacer para reducir las emisiones de gases de invernadero y la intensidad de la economía australiana vendrá como un costo. Lo que estamos haciendo por el momento es investigación para tratar de reducir el tamaño de ese costo adicional. Yo diría que en un lapso de 5 a 10 años, una parte de esas tecnologías se hará viable".

Un comunicado del AP6 emitido al final de la conferencia dice que las reducciones de gases de invernadero deben lograrse sin entorpecer el crecimiento económico: "la asociación desea movilizar la inversión nacional y extranjera hacia la tecnología limpia y de baja emisión mediante el fomento de la mejor tecnología facilitadora posible". Algunas de las mayores empresas mineras y energéticas asistieron a las conversaciones y se comprometieron a mejorar la eficiencia.

Los ecologistas, marginados de la conferencia, dicen que las conversaciones buscan subvertir el Tratado de Kioto, que obliga a 40 países desarrollados a reducir las emisiones de gases de invernadero a un 5% por debajo de los niveles de 1990 durante el periodo 2008-2012. "Básicamente no han acordado hacer nada en términos de compromisos serios", señaló la profesora de la Universidad Monash y experta en cambio climático Amanda Lynch. EUA y Australia se resisten a firmar el Protocolo de Kioto afirmando que los recortes de emisiones de gases que impone amenazan el crecimiento de sus economías.

"El mundo continuará utilizando combustibles fósiles por varios años en el futuro porque es más económico así", dijo el primer ministro australiano durante la cumbre del AP6.

John Howard, primer ministro de Australia, dijo que "la experiencia nos ha enseñado que buscar objetivos arbitrarios no resulta en lograr soluciones prácticas para el cambio climático global". Howard hizo hincapié en la importancia de mantener el crecimiento económico para mitigar la pobreza mientras reduce las emisiones de gases de invernadero.

Howard añadió que la cumbre había inyectado "una dosis de realismo que le hacía falta al debate sobre el cambio climático. Creemos que es posible abordar temas de gases de invernadero y el reto del cambio climático sin reducir los niveles de vida. El mundo continuará utilizando combustibles fósiles por varios años en el futuro porque es más económico así. Por tanto, es simple sentido común que uno quiera intentar hacer el uso de combustibles fósiles más sensible, uno debería tratar de limpiar el uso del combustible fósil".

El World Wildlife Fund (WWF) ha descalificado los comentarios de Mr Howard como engañosos e irresponsables. Greg Bourne, jefe ejecutivo del WWF, dijo: "en toda mi carrera nunca había visto un anuncio público más engañoso que ese... Si las afirmaciones hechas hoy se hacen realidad, esto nos bloqueará en un crecimiento de 4 grados en las temperaturas globales promedio, cuando 2 grados se consideran extremadamente peligrosos. No ha podido ser más irresponsable que embarcarnos adrede hacia unos incrementos masivos en las emisiones y un calentamiento global desbocado"

Las naciones pertenecientes al AP6 afirmaron en el comunicado final que los ocho grupos de trabajo creados durante la conferencia, conformados conjuntamente por entidades públicas y privadas, prepararán planes de acción para mediados de 2006 en temas que incluyen la energía renovable, la generación de energía y combustibles fósiles y minería carbonera más limpios.

Los ambientalistas dicen que el pacto de Sydney estaba condenado al fracaso porque no impuso metas a sus miembros que pudieran comprometer a cerca de la mitad de la humanidad. El Consejo para la Conservación de la Naturaleza de Nueva Gales del Sur dijo que el acercamiento voluntario del grupo fue una "licencia para que el gobierno y las empresas no hicieran nada". "Sin incentivos ni sanciones, no hay razones para que la industria deje de quemar carbón y gasolina contaminantes", señaló Cate Faehrmann, miembro del Consejo.

Los países del AP6 acumulan un 49% del PNB mundial, 48% del consumo mundial de energía, 48% de las emisiones de gases de invernadero globales y 45% de la población del mundo.

Muchos científicos dicen que el calentamiento global está derritiendo los glaciares, aumentando los niveles del mar y causarán más tormentas, sequías e inundaciones. Los niveles actuales de dióxido de carbono y metano en la atmósfera son más altos ahora que en cualquier momento en los pasados 650.000 años, según demuestran investigaciones de los núcleos de hielo antárticos.

Noticias relacionadas

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Menéame Compartir en Facebook Compartir en Twitter Digg Compartir en Google+ Añadir a Delicious Añadir a Fresqui Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Identi.ca Compartir en Myspace