Uruguay legaliza la producción y comercialización de marihuana

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Senado uruguayo en 2006.
Fernando da Rosa/Commons
El senador oficialista Ernesto Agazzi.
Bancada609/Commons

11 de diciembre de 2013
El senado uruguayo aprobó la producción, distribución y venta de marihuana con dieciséis votos a favor y trece en contra. El proyecto, impulsado por el gobierno de José Mujica, ya había sido aprobado por la Cámara de Diputados en julio y permite que los ciudadanos mayores de dieciocho años puedan comprar, por mes, cuarenta gramos de esta droga o bien cultivar un máximo de seis plantas de cannabis. También se legaliza la creación de “clubes de cultivadores”. Se estableció además la creación de un organismo del estado para su regulación y se estipuló un plazo de 120 días para crear una reglamentación con los detalles. Se prevé que cueste alrededor de un dólar por gramo y se prohibió su venta a extranjeros. La legalización de esta droga para uso recreativo, aprobada ya en los estados estadounidenses de Washington y Colorado, se suma a las recientes leyes progresistas aprobadas en Uruguay, tales como el Matrimonio Igualitario y la despenalización del aborto.

A partir de abril empezamos una experiencia nueva, que supone un cambio cultural importante y que atiende dos pilares: la salud y el combate al narcotráfico.

Lucía Topolansky, senadora y primera dama de Uruguay

El debate duró alrededor de doce horas y mientras sesionaba la cámara, manifestantes se congregaron afuera del Palacio Legislativo bajo la consigna de “cultivando la libertad Uruguay crece”. Legisladores opositores criticaron duramente la sanción de la ley, que se espera que entre en vigencia en abril del próximo año. Argumentaron temer al tráfico de drogas más fuertes, mayor exposición de la población a las drogas y que se legalizó por no haber podido combatir al narcotráfico. El opositor Pedro Bordaberry expresó: “no se puede experimentar con esto, son cosas demasiadas serias”. Por su parte, el oficialista Ernesto Agazzi dijo “No sé si la guerra a las drogas ha fracasado, a algunos le ha ido bien, algunos han ganado mucha plata [...] Creo que esta ley no es una ley de legalización, es una ley que regula, no es blanda como se dice aca”. Héctor Lescano también se expresó a favor y alegó “Este es un gran tiempo de derechos que aseguran un país más justo y solidario”, mientras que Luis Alberto Lacalle, Jorge Larrañaga y José Amorín Batlle dijeron que el artículo diez es anticonstitucional.

Este proyecto concibe un experimento de ingeniería social y no respeta ninguna de las salvaguardas éticas de experimentación en seres humanos.

— Héctor Solari

La medida también generó repercusiones internacionales. Por un lado, es apoyada por el premio nobel Mario Vargas Llosa, por el secretario de la OEA, Jose Miguel Insulza y los expresidentes latinoamericanos Vicente Fox y Fernando Henrique Cardoso. Por otro lado, tanto Brasil como el Papa Francisco la han criticado, mientras que la ONU advirtió que es una violación a la Convención Única sobre Estupefacientes de 1968.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame