Se cumplen 100 días de la desaparición de Madeleine McCann

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Lisboa, Portugal
11 de agosto de 2007

11 de agosto de 2007
Lisboa, Portugal
Este sábado se cumplen 100 días desde la desaparición de Madeleine McCann, la niña británica que el pasado 3 de mayo desapareció del apartamento en que dormía en un complejo turístico del Algarve en Portugal, mientras sus padres cenaban en un restaurante cercano.

Según la policía, el caso "está lejos de resultar esclarecido".

Horas antes del suceso, la Policía portuguesa ha hablado públicamente por primera vez sobre el caso mediante el director nacional de la Policía Judicial (PJ) lusa, Alípio Ribeiro, quien ha anunciado que han surgido "nuevos elementos en la investigación".

Ribeiro ha reconocido que el caso "está lejos de resultar esclarecido", aunque ha subrayado que "hubo una evolución". No obstante, señaló que "todavía no estaba bien claro en qué sentido" se desarrollará el proceso.

Durante estos 100 días ha tenido lugar el cuarto cumpleaños de la pequeña, para cuya búsqueda se creó una web e incluso se han ofrecido recompensas (un empresario ofreció un millón de libras y J.K Rowling tres millones de dólares) a cambio de pistas sobre su paradero.

Giro en las investigaciones

Desde la desaparición de la niña, la investigación ha dado un giro considerable, después de seguir varias pistas que no condujeron a nada.

Los padres, que anunciaron que no pensaban volver a su casa en el Reino Unido hasta que no encontrasen a su hija, iniciaron una gran campaña de búsqueda que los llevó incluso ante el Papa Benedicto XVI.

El nuevo rumbo de las investigaciones se basa en la aparición de vestigios de sangre en la habitación del matrimonio McCann y que, declaró la policía, probablemente pertenecen a Madeleine.

Estos restos de sangre están siendo analizados por especialistas en ADN y comparados con el perfil genético de la pequeña, según informó el diario portugués Jornal de Noticias.

Este mismo diario sostenía que la niña podría haber muerto en la habitación de sus padres el mismo día que desapareció, descartando así las pistas que ubicaban a Madeleine en Malta.

La aparición de la sangre ha precipitado nuevas búsquedas en el apartamento y desde hace dos semanas las autoridades portuguesas cuentan con la ayuda de agentes de la Policía británica acompañados por dos perros especialmente entrenados para detectar cadáveres y seguir rastros.

Uno de los dos cocker spaniel descubrió restos de sangre en una pared y el otro detectó el olor de un cadáver en el mismo local, según explicaba el mismo diario portugués.

Los sospechosos

Aunque el único sospechoso formal es Robert Murat, un británico de 33 años, durante los últimos días se ha desatado una lluvia de informaciones en la prensa portuguesa que apuntan hacia los padres de Madeleine, que visitaron España en busca de apoyo, y su entorno más cercano, después de buscar otros posibles implicados.

Ellos han reaccionado "ofendidos" antes dichas insinuaciones, a las que han calificado de "ridículas", a la vez que han afirmado que creen que su hija sigue viva y que no han pensado "ni por un segundo" que alguno de sus amigos pueda estar implicado en su desaparición.

Este sábado se cumplen 100 días desde la desaparición de Madeleine y sus padres tienen previsto organizar diversos actos en Portugal y en el Reino Unido, entre los que se incluyen varias misas y la entrega de globos y carteles con su imagen.

Fuentes