Revelados supuestos nexos entre expresidentes panameños con la guerrilla colombiana

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

28 de junio de 2010

Mireya Mosocoso.
Martín Torrijos.

El periódico panameño La Prensa reveló ayer supuestas relaciones directas entre los expresidentes panameños Mireya Moscoso (1999-2004) y Martín Torrijos (2004-2009) con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), principal grupo guerrillero colombiano, teniendo como principal prueba 33 documentos extraídos de la computadora de Raúl Reyes, número dos de las FARC y muerto en combate en Ecuador el 1 de marzo de 2008, y que dichos contenidos fueron retenidos por el gobierno colombiano.

Según lo que revelan estos documentos, entre 2000 y 2008, durante los gobiernos de ambos expresidentes se mantuvieron estos contactos directos con el fin de evitar un conflicto armado con la guerrilla colombiana en la fronteriza provincia de Darién, y de mantener una «neutralidad» de parte de Panamá en no atacar las fuerzas guerrilleras a cambio de que éstas sólo ingresaran a suelo panameño como civiles con el fin de conseguir alimentos.

Tanto Moscoso como Torrijos han negado tajantamente las supuestas relaciones y declararon no tener conocimiento de ello, a cambio han respondido que mantuvieron el control de la frontera con Colombia, protegido el territorio nacional y salvaguardado la seguridad y la vida de los pobladores, y que mantuvieron conversaciones con el gobierno colombiano sin comprometerse en interferir en el conflicto interno.

Estas revelaciones surgen dos días después de las fuertes declaraciones del actual presidente panameño Ricardo Martinelli, de que gobiernos anteriores estaban asociados con narcotraficantes y que iba a expulsar a los narcos del país, luego de un ataque con una mina que dejó lisiados a dos guardias fronterizos.

La información de la computadora de Manuel Reyes ha sido fuente de polémica entre Colombia y varios países latinoamericanos, sobre la veracidad y alcance de éstos al revelar nexos de las guerrillas colombianas con gobiernos y grupos políticos de varias naciones de América Latina. Nueve países, incluyendo Panamá, han pedido la información oficial de los contenidos, de la cual la Interpol ha dado fé que los equipos decomisados por el gobierno colombiano, en efecto, pertenecen a Reyes y que el contenido no ha sido manipulado.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame