Pinochet puesto en arresto domiciliario por corrupción

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

24 de noviembre de 2005

El ex dictador chileno Augusto Pinochet, de 89 años, se encuentra desde este miércoles (23) en arresto domiciliario en su residencia de Santiago de Chile, tras ser procesado por el juez Carlos Cerdá.

Acusado de una millonaria evasión fiscal y de falsificación de documentos públicos, Pinochet no podrá abandonar su domicilio hasta que la Corte de Apelaciones de Santiago conceda formalmente la libertad bajo fianza que el juez le concedió, al considerar que por su edad —cumple 90 años el día 25— no representa un peligro inmediato para la sociedad. Varios familiares y allegados del ex general han sido también procesados por la misma causa.

Es el tercer arresto al que es sometido en Chile el ex dictador, aunque es la primera vez que se pone en cuestión el cuantioso enriquecimiento de su patrimonio, que podría llegar ascender a casi 26 millones de dólares en cuentas secretas en Suiza y propiedades inmobiliarias. Se estima que buena parte de esta fortuna proviene de comisiones pagadas ilegalmente en compras de armamento realizadas durante su dictadura.

En el acta de procesamiento levantada por el juez se le acusa además de falsedad en la declaración jurada que realizó públicamente Pinochet en octubre de 1989, antes de restaurarse el orden constitucional, en la cual habría omitido mencionar esas cuentas y varios de sus inmuebles en Chile. Se le imputan también cargos de falsificación por la fragua de certificados falsos de ingresos emitidos por la Subsecretaría de Guerra, destinados a protegerle de investigaciones realizadas por gobiernos extranjeros, y por la emisión de numerosos pasaportes con nombre y número falso para su uso personal.

La esposa de Pinochet, Lucía Hiriart, y su hijo Marco Antonio han sido también procesados por complicidad en el fraude, al igual que la secretaria privada del ex militar, Mónica Ananías y Oscar Aitken, quien ejerció como su albacea. El abogado Pablo Rodríguez, que encabeza el equipo que asesora jurídicamente al nonagenario dictador, afirmó que apelará el procesamiento, y atribuyó el ocultamiento de los bienes de Pinochet a su intención de protegerse de las persecuciones del "marxismo internacional"; la decisión de procesar a Pinochet le pareció una "vergüenza" debido a la edad de éste. Sin embargo, fuera del entorno inmediato del reo no hubo declaraciones a su favor; los candidatos presidenciales de la derecha chilena fueron moderados en sus expresiones.

Joaquín Lavín, ex funcionario del régimen pinochetista y candidato a la presidencia por la Alianza por Chile, se limitó a asegurar que "la ley pareja no es dura", mientras que su principal rival en la derecha Sebastián Piñera, se manifestó abiertamente a favor del juicio. La candidata presidencial de la coalición gobernante y ex-ministra de Defensa, Michelle Bachelet, afirmó que la convicción en el honor y la honestidad que caracterizan al Ejército debe haber hecho que el procesamiento de Pinochet sea "muy duro para la gente que creyó, que quiso a su comandante en jefe".


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame