Perú acusa ante la Unesco a Greenpeace por los daños que causaron en las Líneas de Nazca

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

13 de diciembre de 2014
Mediante una carta, Diana Álvarez, ministra de Cultura de Perú, expresó a Magaly Robalino, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en Perú, la "profunda preocupación" que ha causado la colocación de letras gigantes por parte de Greenpeace junto al Colibrí, uno de los geoglifos más conocidos de las Líneas de Nazca, ubicadas en el departamento de Ica.

"Greenpeace ingresó al sitio arqueológico sin autorización, aprovechando la oscuridad de la noche y caminando sin los implementos de protección necesarios, hasta llegar al geoglifo conocido mundialmente como el Colibrí", destaca el documento. Álvarez informó que, de acuerdo a la Fiscalía y a la Policía, se confirmaron "los graves daños causados al entorno del geoglifo en un área de 1600 metros cuadrados".

Me dirijo a usted para expresarle mis saludos más cordiales y asimismo nuestra más profunda preocupación personal e institucional respecto a los graves hechos realizados por la ONG Greenpeace en las Líneas y Geoglifos de Nasca y Pampas de Jumana, sitio inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco el 17 de diciembre de 1994.

— Álvarez

Según se señala el terreno de 1600 metros cuadrados ha quedado marcado de manera irreparable siguiendo la ruta que los activistas emplearon para acceder al Colibrí. En medio de las fuertes críticas y la indignación que ha causado la acción, Kumi Naidoo, director de Greenpeace, llegó a Lima para reunirse con autoridades peruanas. "Haremos todo lo necesario para subsanar el problema", aseguró.

"Se ha exhortado a la población para que colabore con la identificación de los responsables y, asimismo, se han iniciado las acciones legales ante las autoridades correspondientes a fin de que apliquen las sanciones de ley a los que resulten directamente responsable", destacó el director.

El cartel, que rezaba "Tiempo para el cambio, el futuro es renovable: Greenpeace", iba dirigido a los líderes que participan en la XX Conferencia sobre Cambio Climático (COP20) en Lima para poner fin al uso de combustibles fósiles. Los hechos fueron documentados por la propia Greenpeace a través de fotografías y videos de la preparación. No obstante, desencadenó un fuerte rechazo por parte de las autoridades de Perú, entre ellas, el presidente Ollanta Humala.

La violación a la Ley de Protección de Patrimonio Cultural se paga con hasta ocho años de prisión. En respuesta, Greenpeace había asegurado que la intervención se realizó "con extremo cuidado" aunque también ofreció disculpas. El gobierno peruano rechazó las disculpas. En 1994, la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad a las Líneas de Nazca, de la época preincaica. "Los geoglifos representan criaturas vivas, vegetales estilizados, seres fantásticos y figuras geométricas de varios kilómetros de longitud. Se supone que tuvieron una función ritual vinculada a la astronomía", señala la Unesco en su página web.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame