Militares golpistas disuelven el Senado de Tailandia

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

24 de mayo de 2014

La Junta Militar disolvió el Senado de Tailandia y apartó de sus funciones a tres altos cargos encargados de la seguridad considerados afines a las corrientes políticas del depuesto Thaksin Shinawatra. La Junta asumió el poder legislativo y declaró: "Toda aquella ley que necesite ser aprobada por el Parlamento o el Senado lo será a partir de ahora por el jefe de la junta militar".

El Senado era el único órgano legislativo en activo tras la disolución del Parlamento a principios de año. Desde el golpe de Estado llevado a cabo el pasado jueves, se ha suspendido la Constitución, salvo las disposiciones referentes al rey Bhumibol Adulyadej, decretado toque de queda y prohibido las reuniones públicas.

Las medidas "refuerzan el control y la autoridad del Consejo Nacional para la Paz y el Orden, nombre oficial de la junta, y de su líder, el general Prayuth Chan-ocha, que ayer viernes se autoproclamó como primer ministro", señala el ABC. También se ha destituido de su cargo a Adul Saengsingkaew, jefe de la Policía Real de Tailandia. Por su parte, se transfirió a puestos inactivos a Tarit Pengdith, jefe del Departamento de Investigaciones Especiales, y Nipat Thonglek, secretario permanente del Ministerio de Defensa. Estos tres funcionarios eran considerados leales al gobierno anterior y a Thaksin Shinawatra, ex primer ministro depuesto en 2006.

Wikipedia
Wikipedia tiene información enciclopédica sobre Golpe de Estado en Tailandia de 2014.

Horas antes, la Junta llamó a comparecer a 35 políticos e intelectuales prodemocracia ante el nuevo gobierno, quien realiza una persecución contra los opositores al golpe. La llamada la realiza un día después de citar a 150 políticos y activistas, entre los que se encuentra la ex primera ministra Yingluck Shinawatra, todos ellos fueron puestos bajo arresto y trasladados a distintas bases y casas contraladas por el Ejército. De acuerdo a El Mundo, "el nuevo poder militar también ha amordazado a la prensa, con cierres de radios y televisiones, y ha empezado a clausurar portales de internet críticos con el golpe como el de Human Rights Watch".

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticia relacionada

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame