La ministra de Igualdad de España cree que un feto de 13 semanas 'no es un ser humano'

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bibiana Aído, Ministra de Igualdad.

Madrid, España
31 de mayo de 2009

31 de mayo de 2009
Madrid, España
En una entrevista realizada por la Cadena SER, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído –militante del PSOE desde los dieciocho años–, afirma que un feto de trece semanas desde su concepción es "un ser vivo, claro; lo que no podemos hablar es de ser humano, porque eso no tiene ninguna base científica".

Estas declaraciones contrastan con las tesis y convicciones de miles de científicos que afirman todo lo contrario, tal y como se recoge, por ejemplo, en la Declaración de Madrid firmada por más de dos mil intelectuales y científicos de la Bio-Medicina, las Humanidades y las Ciencias Sociales, y suscrita por más de un millar de ellos.

Bibiana Aído sigue defendiendo con estos argumentos –considerados por opositores como fuera de todo rigor científico– el proyecto de reforma de la ley del aborto, aprobado por el gobierno el pasado 14 de mayo, y no exento de polémica. Según el diario ABC, se le preguntó al portavoz de los expertos de Bibiana Aído por qué recomiendan el aborto libre hasta la semana 14 y no hasta la 12 o la 18, y demandaron saber cuándo consideran que se produce el inicio de la vida. El portavoz, según ABC, simplemente contestó que "no vamos a entrar en cuestiones religiosas".

Empero, y atacando la propuesta presentada por Aído, investigadores y especialistas médicos afirman que tan sólo a términos del segundo mes de gestación (nueve semanas), y con sólo tres centímetros de longitud, el embrión ya tiene una cabeza de un tamaño "desproporcionado" debido al gran desarrollo del cerebro, y ya cuenta con los genitales. Por otra parte, a las trece semanas –casi tres meses–, de las que habla Aído, el feto ya mide unos quince centímetros, y pesa 115 gramos. Para ese momento ya tiene diferenciados los dedos de las manos y los pies, y se aprecian sus movimientos y su sexo es perfectamente visible, mientras su rostro humano ya cuenta con facciones adecuadamente identificables.

Reacciones

Ecografías en 4D de fetos de 12 semanas.

Las declaraciones de la Ministra, que hasta ahora no han sido respaldadas con estudios de biomedicina, han despertado reacciones de las asociaciones pro-vida, que se posicionan firmemente en contra del aborto porque defienden la existencia de vida humana en el ser gestante, y que consideran un sofisma la afirmación "puesto que puedo ser madre, puedo acabar con la vida del ser que gesto".

Lo descrito por los más de dos mil científicos e intelectuales españoles que suscriben el Manifiesto de Madrid se contrapone a lo sostenido por la ministra: "el embrión (desde la fecundación hasta la octava semana) y el feto (a partir de la octava semana) son las primeras fases del desarrollo de un nuevo ser humano y en el claustro materno no forman parte de la sustantividad ni de ningún órgano de la madre, aunque dependa de ésta para su propio desarrollo".

Esta opinión es compartida por otros miembros de la comunidad científica como la doctora Mónica López Barahona, biomédica y consultora de Bioética de Naciones Unidas, quien ha recalcado que el embrión unicelular, en estado de cigoto, "es vida humana". Por lo tanto, sostiene Barahona, "es objeto de los mismos derechos que cualquier otro individuo de la especie [...] Por eso –prosiguió– entrar en una terminología de plazos no es aceptable, porque uno no pertenece más o menos a la especie humana según el número de células que tenga o según los kilos que pese".

La doctora Gádor Joya, portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, ha instado a la ministra de Igualdad a que diga "públicamente qué cree ella que es" un feto de 13 semanas de gestación, puesto que si asegura que no es un ser humano, "puede que sea un perro, o un gato".

Las críticas siguieron sumando, y el Colegio de Médicos de Barcelona, a través de su secretario general –Jaume Pedrós–, declaró que "Bibiana Aído no es quién para definir lo qué es un feto [...] no es una autoridad científica, ni bioética, ni religiosa".

Por otra parte, Juan Sabater-Tobella, doctor en Farmacia, miembro de la Real Academia Nacional de Medicina, fundador del Institut de Bioquímica Clínica - Fundación Juan March, y premiado con la Cruz de San Jordi por 50 años de profunda investigación médica, respondió que "basta solamente ver una ecografía para darse cuenta de que ese ser, a las trece semanas, tiene cara, nariz, sexo, se chupa el dedo, se mueve, es por tanto un ser humano en desarrollo, no finalizado porque la finalización es cuando nace[...] Ergo es un ser humano en desarrollo. No es un perro ni un gato en desarrollo".

Ecografías de diferentes fetos de 14 semanas.

También se dieron críticas desde el ámbito lingüístico; Gregorio Salvador Caja, miembro de la Real Academia Española y vicedirector de esta misma entre 1999 y 2007, con el que ya ha tenido desencuentros lingüísticos, ha declarado que "un feto es un ser humano desde el punto de vista etimológico, ya que es ser –porque existe– y humano –al proceder del hombre y no del mono o del caballo– [...] desde el momento de la concepción, en que se unen el espermatozoide y el óvulo, el humano empieza a ser [y] pertenece a la especie humana"

Por su parte, José María Aznar, expresidente del Gobierno, ha puesto en duda la capacidad para legislar sobre la vida humana de la "señora que es ministro que ha dicho que un feto es un ser vivo, pero no humano", en tanto que ha pasado "de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco a legislar sobre la vida humana".

La propia ministra, poco después, contestó tales declaraciones en un acto de partido, preguntándose "¿Qué valor daba Aznar a la vida humana cuando nos metió en una guerra injusta e ilegal, en contra de la voluntad de la mayoría de las ciudadanas y ciudadanos españoles?"

Un grupo de científicos del CSIC ha intentado desligar el debate político de los hechos científicos, y ha emitido un comunicado –en oposición al Manifiesto de Madrid– firmado por diecisiete científicos, entre ellos once del CSIC. El comunicado afirma:

Los datos científicos disponibles sobre las etapas del desarrollo embrionario son hechos objetivables, cuya interpretación y difusión han de estar exentas de influencias ideológicas o creencias religiosas. Por ello, denunciamos el reiterado uso del término "científico" al referirse a opiniones sobre las que ni la Genética, ni la Biología Celular ni la Embriología tienen argumentos decisorios. El momento en que puede considerarse humano un ser no puede establecerse mediante criterios científicos; el conocimiento científico puede clarificar características funcionales determinadas, pero no puede afirmar o negar si esas características confieren al embrión la condición de ser humano, tal y como se aplica a los individuos desarrollados de la especie humana. Esto entra en el ámbito de las creencias personales, ideológicas o religiosas.

— Manifiesto: En contra de la utilización ideológica de los hechos científicos

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar
¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticias relacionadas

Fuentes

Enlaces externos

Más sobre Bibiana Aído:
Wikipedia
Información en Wikipedia
Wikimedia Commons
Multimedia en Wikimedia Commons
Wikiquote
Citas en Wikiquote
Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png