La economía de España amenazada por la crisis hipotecaria

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de España
España
Ubicación de España
Otras noticias de España
Wikinoticias España.svg

29 de agosto de 2007

Madrid, España — El colapso hipotecario en Estados Unidos y el temor a una crisis crédita se han dejado notar no sólo en las recientes caídas de los principales índices bursátiles del mundo. Las inyecciones masivas de liquidez no han sido suficiente para alejar estos fantasmas, y dadas las circunstancias, cada vez son más los ojos que se fijan en España.

Subidas de euríbor, de tipos de interés, burbuja inmobiliaria, aumento de la morosidad, mileurismo.... Estos y otros elementos empiezan a llamar la atención de los medios internacionales, que comienzan a hacerse eco de los problemas de los españoles para afrontar sus deudas o, en el caso de los más jóvenes, para acceder a una vivienda.

Prueba de ello es la polémica entrevista que la cadena británica British Broadcasting Corporation (BBC) realizó hace apenas un mes a la ministra de Vivienda, Carme Chacón, en la que ésta se negó a responder a las preguntas que le formulaba un periodista sobre la burbuja inmobiliaria española.

Otro ejemplo es el vídeo en el que la cadena americana CNN analiza los obstáculos con los que tienen que lidiar los jóvenes para abandonar el nido familiar y acceder a su primera vivienda. En él, además de denunciar que los precios de los pisos se han triplicado en la última semana, el reportero explica que "en España el precio de la vivienda ha crecido por encima de los salarios, pero los recién titulados todavía ganan menos".

Uno de los empresarios consultados en el reportaje de la CNN explica que la economía española ha intentado competir en el mercado con salarios bajos. Y es que, mientras el euríbor ha subido por 23ª vez consecutiva y la OCU advierte de que el "esfuerzo de las familias para pagar la hipoteca" está ya "en el límite", el salario mínimo en España para 2007 se sitúa en 570,6 euros, uno de los más bajos de la Unión Europea.

Según el Eurostat (Instituto europeo de Estadística), el salario mínimo en Reino Unido es de 1.269 euros, mientras que en Francia es de 1.254. Uno de los mayores es para Luxemburgo, con 1.503 euros.

Fuentes