La Universidad Nacional Autónoma de México exige la liberación de su Torre de Rectoría

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de México
México
Ubicación de México
Otras noticias de México
Wikinoticias Mexico.svg
La toma de la Torre de Rectoría de la UNAM es el sexto ataque que sufre la institución universitaria en lo que va del 2013.

22 de abril de 2013

Desde el pasado viernes un grupo de 15 encapuchados mantiene tomada la Torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ubicada en la Ciudad Universitaria de México, D. F. La toma se produjo alrededor de las 20:30 hora local de México cuando, tras el destrozo de cristales, jóvenes identificados como estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades entraron en el vestíbulo.

Según El País, el grupo de jóvenes anunció que permanecerán de “manera indefinida”. Estos exigen la readmisión de cinco estudiantes expulsados por las agresiones a administrativos realizadas el pasado mes de febrero. De los ataques que ha sufrido la UNAM, no ha habido consecuencias penales para los responsables a pesar de las exigencias de los directivos de esta institución educativa.

El sábado autoridades de la UNAM afirmaron que no iniciarán el diálogo “en tanto prevalezca la violencia y la ocupación contrarias a la legalidad”. Raúl González, abogado de la UNAM, informó a los jóvenes que la toma de Rectoría significa un delito, aconsejando que “depongan su actitud y desalojen las instalaciones”.

Mientras tanto, se ha iniciado una demanda penal por los hechos violentos, así como la toma de la Torre de Rectoría, que en 2007 fue declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Los jóvenes afirman no haber tomado la Rectoría, sino "estar haciendo un plantón".

El domingo, 74 directores de facultades, escuelas, institutos y centros de la UNAM la liberación de la Torre. Los directivos expresaron por medio de un comunicado que “existen vías adecuadas para expresar sus demandas o inconformidades”. En relación con esto, integrantes del Colegio de Directores de Facultades, Escuelas, Institutos y Centros de la UNAM reconocieron que ésta “ha estado abierta al diálogo”. Calificando de “inadmisibles” los daños hechos a la Torre y los actos violentos.

Por otro lado, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, expresó su apoyo al rector de la Universidad, José Narro. Según Animal Político, los encapuchados realizan turnos en la zona lateral norte del edificio para vigilar la zona".

Hablé con el señor rector y le hemos reiterado todo nuestro apoyo, todo lo que se requiera

— Miguel Ángel Mancera

El lunes, en conferencia de prensa, Narro “exhortó a la comunidad a manifestarse en rechazo de la violencia y a exigir la devolución de las instalaciones”. Además declaró que la investigación y las posibles acciones corresponden a la Procuraduría General de la República puesto que estos actos constituyen un delito federal.

Por su parte, los jóvenes redujeron sus demandas dos horas después de que el recto mostró su postura respecto a la toma. Los encapuchados volvieron a leer sus demandas, centrándose en evitar las represalias en su contra, el inicio del diálogo abierto y la “reinstalación inmediata” de los jóvenes expulsados.

En la conferencia, Narro aconsejó que “no se atrevan a saquear una vez más el patrimonio de la nación. [...] Los responsables de este acto deberán responder por su conducta frente a las autoridades judiciales y frente a la historia”. También se informó que la toma “proyecta una imagen de la Universidad que para nada corresponde con la realidad”, afirmando que “no habrá impunidad”. La toma de rectoría afecta el “proceso de registro del pase de bachillerato a licenciaturas, el proceso del examen de admisión y el pago de nóminas”. Según El País, aproximadamente 800 personas acuden diariamente a Rectoría.

Frente a la imposición y la violencia, la respuesta debe ser dada a partir de inteligencia, el apego a la legalidad y la prudencia.

— José Narro

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame