Fidel Castro: "Con Obama se puede conversar"

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

6 de diciembre de 2008

La Habana, Cuba — El ex presidente cubano, Fidel Castro, ve con buenos ojos la llegada de Barack Obama a la presidencia de los Estados Unidos y declaró que su gobierno está abierto a dialogar con el futuro mandatario, siempre y cuando no haya que aceptar las "imposiciones de la zanahoria y el garrote".

"Con Obama se puede conversar donde lo desee, ya que no somos predicadores de la violencia y de la guerra. (Pero) debe recordársele que la teoría de la zanahoria y el garrote no tendrá vigencia en nuestro país", dijo el cubano en un artículo publicado por el diario oficial, Granma.

Según Castro, "los derechos soberanos del pueblo cubano no son negociables". Asimismo, manifestó: "Durante la campaña estadounidense que culminó con la victoria de Obama el pasado 4 de noviembre, no dejé de ser amable con el candidato de piel negra porque veía en él mucha más capacidad y dominio del arte de la política que en los candidatos adversarios".

"Sin crisis económica, sin televisión y sin Internet, Obama no ganaba las elecciones venciendo al omnipotente racismo", agregó el líder comunista.

El actual presidente y hermano de Fidel, Raúl Castro, en su primera entrevista a un medio extranjero, también mostró deseos de hablar con el presidente electo. Además, destacó que deberían encontrar un lugar neutral para la reunión. Uno de los temas que deberían tratar será el embargo económico que sufre la isla por parte de los Estados Unidos.

"Tenemos que encontrarnos y empezar a resolver nuestros problemas y, al final del encuentro, podríamos darle un regalo al presidente... podríamos enviarlo de vuelta con la bandera estadounidense que ondea en la bahía de Guantánamo", dijo en tono irónico a la revista estadounidense The Nation.

Desde que Castro llegó al poder, ambos países se pusieron en contacto cuatro veces. La primera fue una invitación –la única que se realizó– de los Estados Unidos por medio del periodista francés Jean Daniel el mismo día de la muerte de John Kennedy, en 1963. La segunda fue en 1977, cuando Cuba negoció con el gobierno de Jimmy Carter las fronteras marítimas.

En 1981, durante la presidencia estadounidense de Ronald Reagan, el vicepresidente cubano, Carlos Rafael Rodríguez, y el secretario de Estado norteamericano, Alexander Haig, se encontraron en México. Finalmente, en 1994, durante la "crisis de los balseros", el entonces presidente mexicano, Carlos Salinas de Gortari, fue intermediario entre el mandatario cubano y Bill Clinton.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame