Ex embajador británico dice que supuesto complot terrorista en el Reino Unido es “propaganda”

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

16 de agosto de 2006
Craig Murray, ex embajador británico en Uzbekistán entre 2002 y 2004, afirmó este lunes (14) que el "supuesto" complot para explotar aviones usando explosivos líquidos es "pura propaganda fabricada" por Bush y por Blair quienes esperan que un nuevo 11-S los absuelva de las responsabilidades en sus países.

Según Murray, los supuestos terroristas no tienen la capacidad de llevar a cabo los ataques y sugiere que la evidencia del complot fue obtenida en Pakistán mediante la tortura.

Murray escribe en su blog personal que “ninguno de los supuestos terroristas ha fabricado una bomba. Ninguno ha comprado un tiquete de avión. Muchos de ellos no tenían pasaportes, y dada la eficiencia de la agencia de pasaportes del Reino Unido eso significa que ellos no podrían volar una avión por cierto tiempo”.

“Ante la ausencia de bombas y tiquetes, y en muchos casos pasaportes, es muy difícil convencer a un jurado más allá de la duda razonable de que los individuos intentaban adelantar ataques suicidas, cualesquiera cosa sean lo que ellos hayan fanfarroneado en las salas de chat de Internet”, prosiguió el ex diplomático.

“Luego un interrogatorio en Pakistán revela los detalles de este impresionate plan para explotar varios aviones – lo cual, más bien extraordinariamente, ya que no apareció en un año de vigilancia. Por supuesto, los interrogadores del dictador de Pakistán tienen sus maneras de hacer que la gente cante como canarios. Como fui testigo en Uzbekistán, se puede obtener la información mas extraordinaria de esta manera. El problema es que ello tiende a darles a los interrogadores lo que ellos quieren, y más, en un esfuerzo desesperado por evitar o detener la tortura. Lo único que no se obtiene de esta manera es la verdad”.

El martes (15) fue detenido en el Valle del Támesis un nuevo sospechoso por el complot, con lo cual son nuevamente 24 los arrestados. Los otros 23 son interrogados por Scotland Yard, agencia que aseguró a los medios haber realizado 46 registros en varias zonas de Londres y sus alrededores. No obstante, la agencia iraní IRNA afirma que algunos de los sospechosos serán liberados en los próximos días sin cargos criminales. Las autoridades británicas, por su parte, levantaron la prohibición de llevar equipaje de mano en los aviones, si bien sólo podrán llevar una bolsa mediana y los líquidos, a excepción de fármacos con receta médica y leche para niños, siguen prohibidos.


Noticias relacionadas

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame