Entregados los Premios Príncipe de Asturias 2008

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Saltar a: navegación, buscar
Fachada del Teatro Campoamor, donde se celebra la entrega de premios.

24 de octubre de 2008

Oviedo, España — La ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias 2008 empezó a las 18:30, hora de España. Media hora antes, los alrededores del Teatro Campoamor de Oviedo estaban repletos de ovetenses que querían ver cómo iban entrando los galardonados. Poco a poco habían ido pisando por la alfombra azul que, como es costumbre, conduce a los galardonados hasta dentro del teatro. Rafael Nadal e Ingrid Betancourt fueron los que más expectación levantaron entre el público.

La Reina de España, Doña Sofía, acompañó a los Príncipes de Asturias que presidieron la ceremonia junto con el presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, y al de la Fundación Príncipe de Asturias, Matías Rodríguez Inciarte, que ha estrenado recientemente su cargo.

La escritora Margaret Atwood agradeció el premio, "con un gran prestigio en todo el mundo, no sólo en los países de habla hispana". Recordó los orígenes de su país, Canadá, y quiso detenerse en la "crisis mundial financiera y climática en la que vivimos".

El futuro, dijo "traerá escasez de alimentos, suministros y más pobreza e instabilidad social". Pero con imaginación, "imaginándonos nuestra relación con el planeta que nos sostiene" conseguiremos superarla, animó a políticos y economistas.

Tras ella, los galardonados fueron subiendo para recoger sus premios, acto al que prosiguió el discurso humanista de Tzvetan Todorov, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, con palabras siempre en defensa de la inmigración.

"La globalización de la economía obliga a los obreros a desplazarse donde puedan encontrar trabajo y la población de los países pobres intenta acceder al paraíso de los países desarrollados", señaló Todorov.

Y para todas aquellas personas que no tratan a los inmigrantes de la misma forma que a sus compatriotas, lanzó el siguiente mensaje: "cada uno de nosotros es un extranjero en potencia".

Rafael Nadal, Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2008

Recordó el historiador francés los efectos del calentamiento global: "por cada centímetro que suba el nivel de los océanos, habrá un millón de desplazados en el mundo", sentenció.

De esta forma, el siglo XXI se presenta como el siglo "en el que muchos hombres deberán abandonar su país de origen y adoptar el estatus de extranjero" .

Hizo asimismo un llamamiento para crear un mundo un poco más civilizado, algo que se conseguirá cuando seamos capaces "de reconocer humanidad en los demás aunque tengan rostros y hábitos diferentes a los nuestros".

Galardonados

Los 15 galardonados en esta edición han sido el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela en Artes; el director de la Escuela de Altos Estudios Sociales de Francia, Tzvetan Todorov en Ciencias Sociales; el buscador Google en Comunicación y Humanidades; la colombiana Ingrid Betancourt, premio a la Concordia; el Centro de Investigação em Saúde de Manhiça, de Mozambique, el Ifakara Health Institute, de Tanzania, el Malaria Research and Training Center, de Malí, y el Kintampo Health Research Centre, de Ghana, el premio de Cooperación Internacional; el tenista español, Rafael Nadal, en Deportes; al científico japonés Sumio Iijima y los estadounidenses Shuji Nakamura, Robert Langer, George M. Whitesides y Tobin Marks, en Investigación Científica y Técnica y la escritora canadiense, Margaret Atwood, el premio de las Letras.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticias relacionadas

“Ingrid Betancourt: "Colombia debe superar sus apasionamientos"”Wikinoticias, 24 de octubre de 2008.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame