Dos trenes chocan en Argentina, saldando 3 muertos y 315 heridos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Tren Serie 593 de Renfe en Retiro (Buenos Aires, Argentina), prestando servicios en la empresa argentina Trenes de Buenos Aires (TBA)
Galio / Flickr
Tren en Buenos Aires
WillaMissionary / Wikimedia Commons

18 de junio de 2013

18 de junio de 2013

El jueves 13 de junio pasado chocaron dos trenes del Sarmiento en la estación Castelar. El resultado fue tres muertos, 315 heridos, maquinistas detenidos y muchas dudas.

El accidente se produjo alrededor de las siete de la mañana el jueves 13 de junio en la estación Castelar, a la altura del cruce Zapiola. Dos trenes que circulaban sentido a Moreno colisionaron. Aún no se sabe los motivos, las hipótesis son muchas y el temor vuelve en la gente que todos los días utiliza el medio de transporte ferroviario para ir a trabajar, por lo general, de provincia de Buenos Aires a Capital. El hecho trajo a la memoria de todos la tragedia de Once, como se la reconoce, cuando en el pasado mes de febrero un tren se incrustó en dicha estación, dejando 70 muertos, heridos e hipótesis aún sin descartar.

Uno de los trenes se encontraba parado sobre las vías esperando la señal para arribar sentido a Moreno, cuando otro tren, en el mismo sentido, lo embistió desde atrás, habiendo pasado tres señales de advertencia y no respetarlas. Según parece, por las primeras pericias del GPS, en vez de disminuir su velocidad, aumentaba, llegando a unos 75 km/h. Esta formación embistió de atrás a la que se encontraba parada y elevó 2 metros el último vagón. El saldo fueron tres victimas fatales, dos hombres y una mujer. Muchos accidentados permanecen en terapia intensiva. Un pequeño de dos años debió sufrir la amputación de una de sus piernas. Los heridos fueron trasladados a distintos hospitales de la zona, se utilizaron veinte ambulancias del SAME SAMU y un helicóptero sanitario. La mayoría de los pasajeros tenía entre 25 y 40 años, teniendo en cuenta que eran personas que se trasladaban a sus trabajos, muchos de ellos a las siete de la mañana.

La formación que se encontraba detenida era la 3725 chapa 19, como se la llama. El tren que impactó era el 3727 chapa 1.

Los usuarios cotidianos

Los delegados de la linea Sarmiento aseguran que el tren que impactó tenía problemas en su sistema de frenos desde hacía meses. Desde el Gobierno nacional y la empresa concesionaria aseguran que la formación funcionaba con normalidad. Por ese motivo, al mediodía el ministro de Transporte de la Nación Argentina, Florencio Randazzo, brindó una conferencia de prensa en la Casa Rosada, donde indicó el saldo de víctimas y heridos, y los lugares donde estos se encontraban, tratando de llevar tranquilidad a familiares que desesperados buscaban a sus seres queridos. Además indicó que el tren había salido de reparación hacía poco tiempo. Añadió: "No sabemos si fue un accidente o un siniestro", frase que trajo enormes repercusiones, ya que nunca faltan quienes en momentos trágicos, salen a hablar de estrategias políticas.

Randazo informó que antes de realizar su trabajo a los maquinistas se les hace un test de alcoholemia, los cuales habían dado negativos y que desde la concesión del Sarmiento acusan al motorman, diciendo que cruzó una primera señal de precaución que determina que debe bajar la velocidad, y las siguientes tres señales de peligro, la cuales indicaban por reglamento que directamente el tren debe detenerse, situación que no ocurrió.

Mientras, desde el gremio La Fraternidad, el secretario de prensa aseguró que el maquinista que conducía la formación que se dirigía con destino a Moreno dijo que el tren "no frenó", le "fallaron los frenos", el motorman "estaba en estado de shock, trató de frenar y no andaban los frenos".

Juicio a los implicados

Luego del accidente los maquinistas fueron detenidos, pero el día 16 el maquinista del chapa 1, Daniel López, fue liberado por falta de méritos, aunque está imputado en la causa. La noche anterior había sido liberado el motorman del tren que estaba detenido. La liberación de López, según el juez, se debe a que es una persona sin antecedentes, sin peligro de fuga ni entorpecer el desarrollo de la causa. Desde el sindicato de ferroviarios afirman que el conductor del chapa 1 es una persona muy precavida, con 31 años de servicio que en su declaración. Afirmó que "los frenos no le respondieron", aunque no recuerda si normalizó o no el botón de emergencia.

Del otro lado

El titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, Ariel Franetovich, presentó ante la justicia una documentación donde se argumenta que los datos recabados probarían el normal funcionamiento de los frenos del tren. Agregó que no creen que haya habido una falla del material.

En el Gobierno nacional se creó una comisión que tiene como objetivo investigar y lograr el esclarecimiento, determinando las causas y circunstancias del choque de los trenes el pasado jueves 13 de junio. Se encuentra detallada en la resolución 540/2013 firmada por el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo el viernes 14, tratándose de una comisión independiente de cualquier investigación judicial.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar
¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png