Dos explosiones en el sur de Tailandia dejan un muerto y 18 heridos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Bandera de Tailandia
Tailandia
Ubicación de Tailandia
Otras noticias de Tailandia
El-Wikinews-logo.svg

17 de julio de 2007

Yala, Tailandia — Un oficial de policía fue muerto y al menos 18 personas fueron heridas en dos explosiones hoy (17) en Tailandia del Sur.

La primer explosión, que ocurrió en Yala a alrededor de las 8 a.m. (hora local, 0100 GMT), no causó heridos, pero trajo a policías y periodistas a la escena. Luego, 30 minutos después de la explosión inicial, se detonó una segunda bomba.

El oficial de policía Subin Pruekmongkol, de 48 años de edad, perdió sus brazos y piernas en las explosión. Fue llevado al Hospital de Yala, donde lo declararon muerto.

Al menos ocho oficiales de policía fueron heridos, dos de ellos seriamente, mientras que cuatro periodistas locales también fueron hospitalizados.

La cifra de heridos varía ampliamente; los periódicos locales dicen que 18 personas fueron heridas, mientras que la CNN reportó hasta 32 heridos.

La policía dijo que la primer bomba estaba oculta dentro de un casco de motocicleta, ubicado en una moto. La segunda explosión fue detonada tan sólo luego de que la gente acudió a la escena. Esta táctica de utilizar una bomba pequeña como señuelo, y luego utilizar una explosión mayor, se ha convertido en una estrategia común en la insurgencia de Tailandia del Sur. Desde que comenzaron los ataques en las provincias del sur de Tailandia en enero de 2004, se han reportado al menos 2.000 muertos en explosiones y tiroteos casi diarios.

En un acto violento separado que ocurrió más temprano por la mañana en la Provincia de Yala, un hombre fue disparado y muerto en frente de un local de té en el distrito de Yaha.

En Bangkok, el Gabinete del gobierno central acordó extender una ley de emergencia en las provincias meridionales por otros tres meses. La actual expiraba el viernes. Los poderes de emergencia, que son declarados por periodos de tres meses, fueron por primera vez promulgados en 2005. Entre otros poderes, los decretos permiten a oficiales de policía a detener sospechosos por hasta 30 días sin cargos. Alrededor de 350 sospechosos fueron detenidos en las recientes semanas, de acuerdo con el periódico The Nation.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame