Crimen de Marita Lanzetti: Bongiovanni fue trasladado a la cárcel de San Francisco

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Marcha contra el femicidio de María Eugenia Lanzetti en Córdoba
Franco Cervera/Wikimedia Commons

16 de junio de 2015

16 de junio de 2015

El empresario Mauro Bongiovanni, acusado de asesinar a puñaladas a su exmujer, la maestra jardinera María Eugenia "Marita" Lanzetti, fue alojado en la Unidad Penitenciaria n.º 7 de San Francisco. El feminicidio sucedió el pasado 15 de abril en el Jardín de Infantes Estrellitas Traviesas, que funcionaba en el centro vecinal de barrio Jardín.

Anteriormente, el imputado estuvo internado en el Centro Psicoasistencial para Judicializados que funciona en la ciudad de Córdoba. Los profesionales que lo asistieron establecieron que el presunto homicida se encuentra orientado en tiempo espacio y determinaron que está en condiciones de ser alojado en el pabellón común de la penitenciaria sanfrancisqueños.

Marita había realizado más de siete denuncias por violencia de género. Pero desde la justicia nunca la escucharon, no la protegieron. Y ahora lo protegen a él. Tiene que haber un cambio en la legislación urgente, indicó la amiga.

Cabe recordar que el acusado, la mañana del miércoles 15 de abril pasado, ingresó a la sala del jardín de infantes del centro vecinal de barrio Jardín, mientras su ex esposa estaba dando clases a alumnos de 3 y 4 años, y le aplicó varias puñaladas que terminaron con su vida. El atacante fue detenido media hora más tarde del asesinato, cuando salía de su casa con sus ropas ensangrentadas. Además le secuestraron el cuchillo con el que cometió el crimen.

La víctima, madre de dos jóvenes de 17 y 21 años, tenía botón antipánico desde septiembre 2014, tras haber denunciado amenazas y violencia del ahora detenido. En este caso, sorprendida por la irrupción del hombre en el lugar, no llegó a activarlo, según informó el Ministerio de Desarrollo Social.

Marcha contra la violencia de género

El crimen conmocionó a los sanfrancisqueños y a todo el país, por eso se realizó una nueva marcha para pedir justicia por la muerte de María Eugenia Lanzetti, y decir “basta” a los casos de violencia de género. La convocatoria fue organizada por familiares y amigos de Marita, comenzó con un acto en la en la Plaza Vélez Sarsfield de San Francisco.

Cientos de personas marcharon desde la plaza hacia el edificio de Tribunales para exigir justicia y pedir mayor prevención en los casos de violencia de género. Llegaron hasta los tribunales portando carteles en forma de manos que decían “basta”. “Queremos decirles a los señores jueces y fiscales que están llevando la causa de Marita basta de amiguismos de parientes cercanos que pasan mensajes y que hicieron que esto termine hoy así”, fue una de las frases más fuertes que se escucharon en el discurso pronunciado sobre la explanada del edificio de los Tribunales por parte de las amigas de Marita Lanzetti.

La sociedad va a seguir luchando y exigiendo justicia hasta el último día. Basta de violencia de género, hagan algo por favor, ayúdennos. A las mujeres nos piden los votos, pero no nos protegen y se olvidan de nosotros. Pedimos justicia para Marita, afirmaron. Además el reclamo continuó hacia los legisladores a quienes les pidieron: “hagan bien las leyes para que se aseguren de lo que están escribiendo. Acá tiene que haber un cambio para la protección de las mujeres de San Francisco. Ahora vamos a seguir luchando por todas las mujeres que pasan por esto. Marita, ya descansa en paz”.

Queremos justicia para el autor material y para todos los actores judiciales que no previnieron la muerte mi amiga
— María de los Ángeles Bertorello, amiga de la víctima

El acto comenzó con una suelta de palomas en representación de un pedido de paz tras lo cual María de los Angeles Bertorello afirmó: “Nuestra amiga ya no está. Esto es como una simple despedida para ella. Vamos a seguir luchando por las otras Maritas que pueden estar sufriendo lo que ella sufrió”.

“Gracias a Dios la gente respondió en las marchas que se realizaron. Nos teníamos que levantar todos porque hay muchas mujeres que son víctimas de violencia. Uno creía que acá no pasaba, o que era en menos cantidad y la verdad que no. Se busca que la justicia se anime a denunciar y que la justicia actúe a tiempo”, afirmó la amiga de Marita, María de los Ángeles Bertorello.

“Yo la extraño mucho —expresó—. Nos conocemos desde el secundario, éramos tres amigas las que salíamos, nos juntábamos a tomar mates. Nos conocemos las familias, éramos como hermanas”.

“Este último año la acompañamos como pudimos y ella nos buscó para que estemos al lado de ella porque estaba pasando”, dijo agregando que “a ella la acompañamos a denunciar a su exmarido, pero la justicia no la escuchó, la dejaron sola. A ella no la cuidaron. Estaban hechas todas las denuncias, hacía todo muy bien, confiaba en que la iban a proteger pero no lo hicieron”.

Indicó que Mauro Bongiovanni nunca fue detenido. “Cuando una persona hace una denuncia es por algo. A este caso lo dejaron pasar”, sostuvo. “Los hijos están muy mal, porque en un día perdieron a su papá y a su mamá. Los padres de Marita están sufriendo mucho. Gracias al padre, tenemos el respaldo para seguir con todas las marchas para que cambien las leyes y se temen los casos de violencia de género”, manifestó.

Una carta pidiendo justicia

Marcha por el crimen de Marita Lanzetti
Franco Cervera/Wikimedia Commons

Tras esto, Karina Salvático, dio lectura de un escrito enviado por Rubén Lanzetti, hermano de María Eugenia, que vive en España que decía entre otras cosas: «Solo me queda la vía del escándalo y de denunciar la falta de interés y la incompetencia de las autoridades, falta de profesionalidad, amiguismo, tendencia a favorecer a los amigos en perjuicio de otras personas. La perjudicada fue mi hermana Marita, su familia, amigas, alumnos, los padres de los alumnos y la sociedad. Todos fueron masacrados en un instante y seguirá pasando. Tiene que verse la cara visible de los responsables directos escrachados a todos para que se sepa quiénes fueron cómplices de la muerte de un ángel que hoy ya no está».

Luego se leyó un poema enviado por familiares de María Eugenia que viven en el sur del país seguidas de un agradecimiento de los familiares de María Eugenia. Tras ello la madre de una niña que concurría al jardín de infantes Estrellitas Traviesas, dijo: “Represento a los papás de los niños del jardín que vieron cómo le arrebataban la vida a su señorita, que vieron cómo la violencia transforma a las personas y les permite hacer las cosas que vieron. Nos unimos a la familia de Marita y a sus amigas porque queremos justicia, porque el día de mañana, cuando nuestros hijos nos pregunten sobre esto, queremos poder tener la cabeza en alto y decirles que esta persona recibió el castigo que se merece; que su señorita recibió la justicia que se merece”.

“Esto no es una cacería de brujas, este es un simple reclamo de justicia, por nuestra sociedad y por nuestros hijos porque yo quiero que mi hija crezca en un mundo de paz y de solidaridad y no de violencia”.

En ese marco, los amigos de María Eugenia anunciaron la intención que el próximo jardín de infantes que se instale en el Centro Vecinal Barrio Jardín lleve el nombre de María Eugenia Lanzetti.

OOjs UI icon newspaper-ltr-progressive.svg
Comentar
¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Reportaje original Este artículo incluye un reportaje periodístico original de un wikirreportero.
Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png