Comentarios:El ex ministro franquista, Manuel Fraga, contrario a la investigación de la represión

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Verdadera cuantía y duración del genocidio franquista.

Autor Sólo un tercio de asesinados está en los registros civiles, mientras todos los muertos en campo republicano constan como "mártires por Dios y por España".   •   Fecha 19:27 – 17 de septiembre de 2009

Cualquiera que sepa lo más mínimo de historia reciente de España sabe que sólo entre el 1 de Abril de 1939 y mediados de 1944, los documentos oficiales del franquismo reconocían haber asesinado a más de 192.000 personas, sin contar las muertas por las condiciones de esclavitud o prisión. Además, hasta la misma muerte del dictador hubo fusilamientos políticos. Hay que recordar los cinco de 1975 o Julián Grimau en 1963. Todo esto, unido a la desaparición documental de la mayoría de "desaparecidos" hace estimar que la cifra de muertos a causa del franquismo y su guerra total para tomar el poder pueden ascender a entre seiscientos mil y un millón de personas. Esto, unido a los entre un cuarto de millón y medio millón de muertos en combate durante la guerra, los cientos de miles de exiliados (primero políticos y luego políticos y económicos, de los cuales ni la mitad de sus descendientes viven en España), los cientos de miles de abortos naturales y de no concebidos a causa directa de la guerra y la posguerra (al menos medio millón), la auténtica epidemia de muertes pro hemorragias internas durante la posguerra (posiblemente envenenados con metales pesados como el plomo o el mercurio; sería interesante investigar el exceso en este tipo de muertes) y los "liberados" de la cárcel a los que ponían una inyección y sin falta morían a los tres meses (famoso este hecho en pueblos de Andalucía como Puente Genil o Montoro; sería interesante investigar la naturaleza química y/o infecciosa de dichas inyecciones y el número de afectados), hace una cifra que no baja de los cinco millones de habitantes que a día de hoy faltan en el censo español si nos fijamos en la evolución demográfica posterior y en la tempranísma edad y condición de solteros sin hijos de la gran mayoría de muertos. Esto, unido a las decenas de miles, si no más de cien mil niños "robados" a sus familias, más la gran dificultad de los trabajadores de criar un hijo, hace una cifra de al menos cuatro millones y medio de votos de izquierdas y nacionalismos moderados que se han perdido a cifras actuales. Esto cerraría la puerta a que grupos separatistas tuvieran la llave de la gobernabilidad y a que se pudieran formar mayorías de derecha en el Congreso, siendo precisamente esto último lo que se buscaba evitar con la guerra de 1936, a juzgar por las declaraciones y discursos de conocidos franquistas como Gonzalo de Aguilera Munro (conde de Alba de Yeltes), Queipo de Llano, Juan Yagüe Blanco, el mismo Francisco Franco, Millán Astray y otros, y las "Instrucciones Reservadas" de Emilio Mola Vidal ("El Director").