Colectivo de internet lanza protesta contra ley de derechos de autor en Colombia

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

19 de abril de 2011

Bogotá, Colombia — El colectivo internacional de usuarios de Internet, Anonymous, quien protagoniza hasta ahora una protesta mediante videos y caídas en cuatro sitios de varias entidades del Estado colombiano (Senado de la República de Colombia, Ministerio del Interior de Colombia, Presidencia de la República y Gobierno en Línea), ha manifestado su inconformismo sobre las medidas que promueve el ministro del interior, Germán Vargas Lleras, de imponer controles a las obras protegidas con fines comerciales. En uno de sus videos, han declarado que:

Las acusaciones perpetradas por algunos medios ‘desinformativos’, que basándose en un gran desconocimiento y en su infinito afán por conjeturar, nos han tildado de ciberterroristas, denotando una total y completa falta de profesionalidad. Nuestros objetivos son nobles y nuestra lucha pacífica se libra por la necesidad de impedir que intereses particulares atenten contra la libertad de expresión y de información.

Esta expresión, asegura el colectivo, que a la hora de proteger las obras se está limitando la libertad de expresión y de información y que de proseguir las acciones judiciales contra ellos por el calificativo dado por el ministro de defensa, Rodrigo Rivera, se tendrá el hecho como una declaración de guerra.

Para continuar con la protesta, el colectivo ya anuncia marchas por las principales ciudades de Colombia a través de las redes sociales y en la Internet con la operación Paper Storm (Tormenta de Papel).

Sobre la Ley Lleras

La iniciativa legislativa de Vargas Lleras, tiene como principal propósito la defensa de los derechos de autor a través de un uso responsable de la Internet y castigar a aquellos que usen las obras sin el consentimiento de sus autores. Según el jefe de la Dirección Nacional de Derechos de Autor de Colombia, Juan Carlos Monroy, se busca llenar los vacíos jurídicos en la materia:

No es contra los usuarios, sino contra los piratas que venden, publican y ponen a disposición ilegalmente, a fines de comercialización, obras protegidas sin autorización. Para el Gobierno no es justo que alguien que, por ejemplo, desarrolla y vende a través de Internet un curso para aprender inglés, sea víctima de una persona que lo fusila, lo monta en la red y además cobra por su descarga.

La necesidad de esta ley va encaminada a cumplir los objetivos trazados en el Plan de Desarrollo 2010-2014 y como requisito fundamental para las aprobaciones del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y el Tratado Conmercial Contra la Falsificación (ACTA)

Sin embargo, pese a esa necesidad, varios sectores sociales (estudiantes y jóvenes sobre todo) ya parecen manifestar oposición a la medida, pues todo va a tender más a la inoperancia a la hora de su aplicación y a reprimir libertades fundamentales. Para el expresidente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, Rafael Orduz, manifiesta que:

Tendríamos un ejército de compañías persiguiendo y tendríamos una situación muy invasiva, que me preocupa. Va a haber una cantidad de denuncias y como están obligadas por ley a investigar, vamos a tener una especie de policía de Internet que va a estar bajando y subiendo cosas todos los días.
¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame