Accidente de submarino nuclear ruso causa 20 muertos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Submarino de la clase Akula.
Armada de los Estados Unidos

8 de noviembre de 2008

Moscú, Rusia — Más de veinte personas murieron en un accidente a bordo de un submarino nuclear de la flota rusa del Pacífico durante unas pruebas marítimas, informó el portavoz de la Armada rusa, capitán de navío Ígor Digalo.

Indicó que el problema ocurrió en el sistema de extinción de incendios mientras realizaban pruebas marítimas. En momento del accidente había 208 personas a bordo, de los cuales 81 son militares.

El submarino recibió la orden de suspender las pruebas y regresar a su base, según la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti. Militares rusos confirman que el submarino se dirige a su base y que los reactores funcionan con normalidad. "Declaro bajo mi responsabilidad que los reactores del submarino funcionan con normalidad y que los niveles de radiación corresponden a la norma", subrayó Digalo.

El submarino siniestrado en el K-152 Nerpa, de la Akula según la clasificación de la OTAN.

Por el momento hay 21 heridos de diversa consideración que han sido evacuados a bordo del buque antisubmarino "Admiral Tributs", que acompaña al submarino nuclear a su base junto al barco de salvamento "Sayani", agregó.

El portavoz de la Armada rusa, capitán de navío Igor Digalo, afirmó que "El reactor no ha sufrido daños y funciona de acuerdo con el reglamento" y el nivel de radiactividad "no excede la norma".

El presidente ruso Dmitri Medvédev ordenó al titular de Defensa, Anatoli Serdiukov, mantenerle al corriente de la situación y llevar a cabo una investigación rigurosa a raíz de lo ocurrido, así como prestar toda la asistencia posible a los familiares de las víctimas.

El viceministro primero de Defensa, coronel general Alexander Kolmakov, y el jefe de la Armada, almirante Vladímir Visotski, ya se desplazaron al lugar de la tragedia.

El accidente más grave en la historia de la flota rusa de sumergibles se produjo el 12 de agosto de 2000 en el Mar de Barents: los 118 tripulantes del submarino nuclear "Kursk" murieron cuando se hundió a una profundidad de 107 metros. Tres años después, otro submarino nuclear, el K-159 se hundió durante una tormenta a 170 metros de profundidad, también en Barents. Tenía 10 personas a bordo, de la cual sólo una sobrevivió.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Noticias relacionadas

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google+ Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame