A Pinochet le rebajan la fianza pero lo arrestan por derechos humanos

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

25 de noviembre de 2005

Aunque la Corte de Apelaciones de Santiago rebajó la fianza impuesta por el juez Carlos Cerda para darle libertad condicional, de US$23.000 a cerca de US$11.500, el ex dictador chileno Augusto Pinochet debe volver a su arresto domiciliario, esta vez por cargos de violación de derechos humanos.

El miércoles, Pinochet era puesto en arresto domiciliario por cargos de corrupción, acusado de una millonaria evasión fiscal y de falsificación de documentos públicos. Pero una nueva decisión judicial que se conoció este jueves obliga al ex mandatario a quedarse en casa. El juez Víctor Montiglio lo procesa por el secuestro y posterior desaparición de Bernardo de Castro, Aldo Pérez y Carlos Pérez, miembros de un movimiento opositor, en 1975, en el marco de la llamada Operación Colombo.

En las horas previas, algunas organizaciones de derechos humanos habían manifestado sus intenciones de enviar una declaración a la Corte Suprema, en la que manifestaban su inconformidad pues, según ellos, para la justicia chilena Pinochet podía ser juzgado por corrupción, mas no por derechos humanos. En ocasiones anteriores, las autoridades judiciales chilenas habían acogido los alegatos de leve demencia del ex dictador por parte de sus abogados. Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos, declaró que "a nadie le cabe ninguna duda de que es justo el procesamiento, hoy en día, de Augusto Pinochet", y agregó que "de un número total de 32.000 víctimas reconocidas por el Estado como víctimas de ejecución, tortura o desapariciones, solamente tenemos hoy día a 20 agentes cumpliendo condena. ¡Qué vergüenza!".

Artículos relacionados


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Compartir en Reddit Compartir en Menéame