Uribe define su posición ante las Fuerzas Revolucionarias Armadas de Colombia

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

28 de septiembre de 2007

Nueva York, Estados Unidos — Álvaro Uribe, mandatario colombiano, declaró en la Asamblea General de las Naciones Unidas que el acuerdo con la guerrilla tiene dos condiciones inamovibles; no quiere ni zonas desmilitarizadas ni guerrilleros que vuelvan a las filas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) cuando salgan de la cárcel. Éstos, recalcó, no son insurgentes que luchan contra la opresión, sino "terroristas contra la libertad", declaró el presidente de Colombia.

Uribe destacó en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas en el intercambio de rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia por rebeldes presos, y aseguró que en su país no hay paramilitares. "Estamos dispuestos a un acuerdo humanitario, pero no podemos permitir zonas de despeje, que son finalmente campos de concentración a cargo de terroristas, ni que quienes salgan de la cárcel regresen al delito", manifestó el mandatario de Colombia.

El presidente colombiano también dio ayer la bienvenida a la disposición del Gobierno de los Estados Unidos, a colaborar en el proceso de intermediación con las FARC emprendida por el mandatario venezolano, Hugo Chávez.

"Chávez ha invitado a algunos congresistas de los Estados Unidos a acompañarlo en una reunión que nuestro gobierno comparte, con la sugerencia de que la delegación sea bipartidista para preservar esa aproximación en la relación con Colombia", anunció ayer Uribe ante el pleno de la Asamblea General de la ONU.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame