Un peruano admite haber asesinado a una niña en Hiroshima

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

1 de diciembre de 2005

1 de diciembre de 2005

Juan Carlos Torres, ciudadano peruano de 30 años, admitió haber asesinado a la niña de 7 años Airi Kinoshita (木下あいり), cuyo cuerpo sin vida fue hallado el pasado 22 de noviembre en un tranquilo sector de la ciudad de Hiroshima, Japón.

Torres, quien se había cambiado los apellidos por Pizarro Yagi, es de ascendencia japonesa y tiene antecedentes de violación a menores, motivo por el cual pagó pena de cárcel y huyó del Perú al intentar reincidir. Inicialmente Torres negó los cargos, pero los exámenes de ADN a los que fueron sometidos los rastros de sudor encontrados en la ropa de Airi lo incriminaron.

Algunos testigos afirmaron haber visto a Torres conversar con la niña en los días anteriores y de haber comprado una estufa de gas, en cuya caja fue hallado el cadáver de Kinoshita, que iba en primer año de primaria en la Escuela Yano-Nishi. Airi todavía tenía puesto su uniforme, mientras que su mochila fue encontrada en una bolsa de papel a 400 metros de la caja. Según las autoridades, la niña murió entre las 13:00 y las 14:00 del martes 22 de noviembre. Una hora después, la caja con el cuerpo fue encontrada por un empleado de un almacén de suministros para gasodomésticos. Cerca de las 16:00 fue declarada fallecida por los médicos del hospital a donde fue trasladada.

La policía obtuvo la orden de arresto el martes 29. Torres fue capturado la madrugada del miércoles (30) en el apartamento de un pariente en Suzuka, prefectura de Mie. De inmediato fue llevado a la estación Kaita, en la prefectura de Hiroshima.

El peruano ingresó al parecer en abril de 2004 a Japón, probablemente de manera ilegal. En la confesión, dada a conocer por uno de sus abogados, Torres reconoció haber adquirido la estufa y haber tirado a la basura la caja para evitar las pruebas. Más adelante, confesó haber cometido el crimen cerca de su propia residencia.

Torres, casado y con dos hijos, puede enfrentar una condena de 14 a 20 años de prisión, que puede aumentar si se comprueba su ingreso ilegal al país, conmocionado por este crimen.


Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame
  • Compartir
  • Circle-icons-mail.svg
  • Facebook f logo (2019).svg
  • Twitter Logo.png
  • Compartir en LinkedIn
  • Digg icon.png
  • Newsvine.svg
  • Compartir en Reddit
  • Meneame favicon.png