Un juez procesa a la esposa de Pinochet y a uno de sus hijos por fraude tributario

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

11 de agosto de 2005

El general Augusto Pinochet, ex dictador de Chile, ha asumido "toda la responsabilidad" por las cuentas bancarias secretas que mantenía en el exterior, y ha asegurado que su esposa e hijos no tienen participación en los hechos que se le imputan, y que pueden ser constitutivos de un delito por fraude tributario.

El miércoles 10 de agosto un juez chileno procesó la esposa de Pinochet, Lucía Hiriart, como cómplice, en el marco de la investigación de las millonarias cuentas secretas del ex presidente, así como a su hijo menor, Marco Antonio Pinochet. Ambos se encuentran detenidos.

En un comunicado, Pinochet asumió toda la responsabilidad de los hechos investigados, exculpando a su familia. La declaración fue hecha pública un par de horas después que el autor del golpe militar que depuso al legítimo presidente Salvador Allende acudiese a visitar a su esposa en el Hospital Militar de Santiago, donde cumple la orden de prisión preventiva dictada por el juez. En él, el general asegura que jamás defraudó al Estado ni obtuvo provecho ilegítimo del ejercicio de los cargos que desempeñó. "Entregué, por razones de prudencia, ya que sería objeto de persecución y hostigamiento político, a instituciones profesionales extranjeras los ahorros de toda mi vida", dijo.

La justicia chilena investiga las 128 cuentas bancarias que Augusto Pinochet mantenía en Chile y el extranjero, la falsificación de pasaportes y la adquisición de artículos de lujo con fondos reservados de la Presidencia. La investigación comenzó hace un año para tratar de establecer el origen de la fortuna de Pinochet, descubierta por una comisión de senadores de Estados Unidos en cuentas del Banco Riggs, de Washington.

Un informe senatorial estadounidense estableció que Pinochet mantuvo decenas de cuentas corrientes en Estados Unidos, Europa y empresas fantasma en el Caribe. Muchas cuentas estaban a nombre de Pinochet y de sus alias y otras las compartía con su esposa y con Marco Antonio, de 52 años.

El presidente Ricardo Lagos dijo que "en Chile todos somos iguales ante la ley" mientras el ministro de Defensa, Jaime Ravinet, descartó expresiones de inquietud dentro de las Fuerzas Armadas.




Fuentes



Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame