Tras ataque, Francia mira a las elecciones del fin de semana

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

21 de abril de 2017
Los Campos Elíseos, el bulevar más icónico de París, retornaba a sus actividades normales el viernes, luego de que un hombre armado mató allí a un policía e hirió a otras tres personas el jueves por la noche, en un ataque reivindicado por el grupo extremista Estado islámico.

Mientras nuevos detalles de los hechos y del atacante iban surgiendo, el presidente francés, François Hollande convocó a su consejo de seguridad y defensa para discutir el impacto del ataque en la votación presidencial del domingo, que obligadamente tendrá lugar bajo más estrictas medidas de seguridad.

“Debemos ser extremadamente vigilantes, especialmente en relación a las elecciones”, dijo a la nación en un discurso transmitido por televisión.

“Nada debe arruinar este momento democrático, esencial para nuestro país”, declaró el primer ministro, Bernard Cazeneuve, al apelar a la unidad nacional y pedir que la gente “no sucumba al miedo”.

Impacto en las elecciones

Una de las preguntas claves tras el ataque era si, y de qué manera, el ataque tendría un efecto en las intenciones de voto. Está claro que el tiroteo, durante el cual se cerró la avenida más famosa de la ciudad, y la persecución de los asaltantes armados con Kalashnikov sirve a la agenda de los dos candidatos derechistas, Francois Fillon y Le Pen. Los comentaristas ya pueden suponer que el principal benefactor será Le Pen.

Esta opinión abarca la sociedad francesa. Parece difícil para los homosexuales votar por Marine Le Pen, pero una encuesta realizada por el prestigioso Instituto de Estudios Políticos de Sciences Po descubrió que el 28% de los gays franceses apoyan a Le Pen, al igual que la población en general. La hostilidad del partido del Frente Nacional a los derechos del mismo sexo, como su deseo de derogar su derecho a adoptar, afectó el voto de lesbianas, pero no a los hombres homosexuales. La investigación encontró que los enfrentamientos entre musulmanes y gays en París y sus suburbios, incluyendo ataques violentos, jugaron un papel importante.

Antes del atentado, el centrista Emmanuel Macron era favorito en las encuestas, seguido por la líder de la extrema derecha, Marine Le Pen, quien ha hecho de la inmigración y la seguridad una parte esencial de su campaña.

El riesgo para los candidatos que lideraban los sondeos era cometer un error al interpretar la opinión pública y hacer un gesto o comentario desafortunado que pudiera dañar sus posibilidades. La primera ronda electoral se celebra el domingo y hacer campaña está prohibido a partir del viernes a medianoche, de modo que en caso de un traspié no tendrían ocasión de recuperarse a tiempo para la votación.

Los candidatos cancelaron o aplazaron sus actos de campaña previos al domingo, pero Le Pen advirtió en la radio: "Hoy el Islam fundamentalista está librando una guerra y (...) no se están tomando las medidas para limitar los riesgos”.

Macron aseguró que las soluciones no son tan simples como ella sugiere.

"He oído a la señora Le Pen decir recientemente que con ella a cargo, se habrían evitado ciertos ataques. No hay tal cosa como un riesgo cero. Cualquier persona que pretenda (lo contrario) es irresponsable y engañosa", sostuvo.

¿Tienes alguna opinión sobre esta historia?
¡Publícala!

Fuentes

Voz de América

La versión original del artículo, o partes de él, ha sido extraída de Voz de América.

Voz de América libera sus contenidos bajo dominio público.

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame