Tercer día de represión en Birmania; cortan internet y comunicaciones al exterior

De Wikinoticias, la fuente libre de noticias
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
A pesar de las medidas de represión, las protestas continúan en Birmania.

28 de septiembre de 2007

Rangún, Birmania — La Junta Militar que gobierna Myanmar (Birmania) volvió a cargar contra los manifestantes. Al menos nueve personas, entre ellas un fotógrafo originario de Japón, murieron tras la represión. El gobierno cortó el acceso a Internet y dispuso nuevos operativos en monasterios.

Los soldados del ejército volvieron a utilizar sus armas de fuego para dispersar a los manifestantes, creando pánico en una nueva jornada de protestas. Además aseguran que en otros sectores del país también se efectuaron algunos disparos como advertencia.

El embajador australiano en Myanmar afirmó que el número de muertos causados por la represión militar de las protestas en ese país es muy superior al balance oficial dado por la Junta Militar.

Cortan comunicación exterior

El gobierno destruyó toda cámara y teléfono celular que encontró, golpeó a quienes los poseían y advirtió a la prensa sobre la cobertura de las mayores protestas en dos décadas. La Internet, a través de la cual el mundo se enteraba de los sucesos en Myanmar, apareció caída en Birmania por completo.

Según un periódico de Birmania, la Junta Militar mandó en la mañana de hoy a cortar todas las comunicaciones de Internet con el exterior. Oficialmente, la empresa estatal de telecomunicaciones de Myanmar explicó que esto se debió a una rotura de un cable submarino.

Solidaridad foránea

Hoy frente a la embajada de Myanmar en Kuala Lumpur, Malasia, unos tres mil refugiados, inmigrantes y activistas, todos vestidos de rojo, se manifestaron para pedir que la Junta Militar en Birmania dejara de utilizar la violencia para reprimir las manifestaciones pacíficas en su país.

Fuentes

Compartir Enviar esta noticia por correo Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en LinkedIn Digg Añadir a Newsvine Compartir en Reddit Compartir en Menéame